Dermatitis seborreica

En este post os vamos a hablar de la dermatitis seborreica, una enfermedad inflamatoria de la piel muy común sobre todo en lactantes y en hombres de entre 18 y 60 años.  Aparece más en climas fríos y se desconoce la causa. Vamos a tratar de explicaros en qué consiste, cuáles son sus síntomas y qué tratamientos hay.

¿Qué es la dermatitis seborreica?

Es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel.  Por crónica debemos entender que es una enfermedad que no se cura. Cursa con brotes y periodos de remisión o interbrote, en los cuales los que la padecen no presentan síntomas.

Dado que es inflamatoria, cursará con un eccema de la piel. Este eccema se caracteriza fundamentalmente por una piel enrojecida con descamación, a veces seca y otras veces con aspecto graso y escamoso.

¿Qué zonas de la piel suelen afectarse?

Se llama seborreica porque las zonas de la piel que se afectan son aquellas que presentan mayor cantidad de glándulas sebáceas. Además, se presenta más en hombres y entre los 18 y 60 años porque es cuando las glándulas sebáceas presentan mayor actividad.

Las localizaciones más frecuentes de la dermatitis seborreica del adulto son el cuero cabelludo, la cara (párpados, detrás de las orejas, laterales de la nariz), las zonas del tronco, pliegues (axilas, ingles, ombligo y debajo del pecho) y genitales. De todas ellas, la localización más común es la cara.

La descamación que produce en el cuero cabelludo puede parecer caspa. Para diferenciarlo de la caspa, debemos tener en cuenta que la descamación propia de la dermatitis seborreica va acompañada de inflamación, por lo que el cuero cabelludo está rojo y la descamación típica de la dermatitis seborreica da aspecto graso al pelo. En la caspa, en cambio, no hay enrojecimiento del cuero cabelludo y la descamación es seca.

¿Cuál es la causa de la dermatitis seborreica?

La causa es desconocida. Lo único que se sabe es que muestra mayor severidad y recurrencia durante los meses de invierno y la tensión emocional o el cansancio aparecen entre los factores desencadenantes más frecuentes. Otros factores que se ha visto que pueden empeorar la dermatitis seborreica son:

  • Piel grasa.
  • Poca frecuencia en la limpieza de la piel.
  • Uso de lociones que contengan alcohol.

No se sabe bien cómo pero de alguna manera parece que pueden influir los hongos levaduriformes llamados Malassezia, que viven en la piel, principalmente en zonas con más glándulas sebáceas. Se cree que guardan relación con el origen de esta enfermedad de la piel porque el tratamiento de mantenimiento con fluconazol gel, parece mejorar el curso de la enfermedad.

¿Qué síntomas me dará?

Cursa con rojeces, picor, inflamación y descamación en zonas con mayor número de glándulas sebáceas de la piel. En ocasiones cursa sin enrojecimiento cutáneo.

¿Cuándo debo acudir a mi médico?

Debes acudir a tu médico para que te valore si te aparecen estos eccemas para poder ponerte tratamiento.

¿Qué me hará mi médico?

Tu médico cuando le expliques los síntomas te hará una serie de preguntas sobre tus antecedentes personales y familiares. Te hará alguna pregunta más sobre los síntomas y pasará a hacer una exploración completa, centrándose en los eccemas y las zonas de aparición de esos eccemas.

¿Qué tratamiento  tiene?

Hemos explicado antes que se trata de un proceso crónico. Por lo tanto, el tratamiento de la dermatitis seborreica del adulto va dirigido a controlar los síntomas, no a curar la enfermedad.

Algunas medidas generales que pueden ayudar a controlar la enfermedad son:

  • Mantener una buena higiene con agua y jabón. En algunos enfermos, sobre todo en lesiones en la zona de la barba, un lavado frecuente y enérgico con agua y jabón puede ser suficiente para controlar el proceso. Hay casos con una mala tolerancia a los jabones y geles en los que se aconseja el uso de limpiadores de pH neutro o ácido.
  • Los cosméticos con alcohol, contenido muy graso o comedogénicos pueden resultar irritantes y desfavorables para la dermatitis seborreica.
  • El consumo de alcohol, productos picantes o muy especiados, suele empeorar las lesiones de la dermatitis seborreica.
  • La exposición solar, en general tiene un efecto beneficioso sobre la dermatitis seborreica pero siempre evitando las horas centrales del día y con protección solar para cara oil free.

Daremos un tratamiento en las fase aguda, cuando aparecen el eccema y los síntomas, que busca que el brote sea lo menos intenso y duradero posible y otro tratamiento en la fase crónica, que intenta que el periodo sin síntomas sea lo más largo posible.

En la fase aguda daremos un corticoide tópico. El uso de corticoides debe limitarse a la fase en que se mantienen los síntomas.  Cuando los síntomas desaparecen, ponemos un tratamiento de mantenimiento con ketoconazol en gel que aplicaremos en las zonas que suelen afectase un par de veces por semana.


Marta Cano Pazos
Médico de familia y comunitaria, CS. Laguna de Duero, Valladolid

Bibliografía

  1. Alizadeh N, Monadi Nori H, Golchi J, Eshkevari SS, Kazemnejad E, Darjani A. Comparison the efficacy of fluconazole and terbinafine in patients with moderate to severe seborrheic dermatitis. Dermatol Res Pract. 2014;2014:705402. PubMed PMID: 24696675.
  2. Gupta AK, Richardson M, Paquet M. Systematic review of oral treatments for seborrheic dermatitis. J Eur Acad Dermatol Venereol. 2014;28(1):16-26. PubMed PMID: 23802806
  3. Ooi ET, Tidman MJ. Improving the management of seborrhoeic dermatitis. 2014;258(1768):23-6, 3. PubMed PMID: 24689165

Revisado: febrero 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *