Tapón de cera

¿Cada vez oyes peor y te autoescuchas la voz? A lo mejor lo que te pasa es que tienes tapones de cera en los oídos. ¡Consúltalo!

 ¿QUÉ ES UN TAPÓN DE CERA?

El cerumen de los oídos es un conjunto de productos de descamación y secreciones de las glándulas que se encuentran en la parte más externa del conducto auditivo. Cuando se acumula en exceso y ocluye completamente el conducto, se habla de tapón de cerumen o tapón de cera.

 ¿ES NORMAL TENER CERA EN LOS OÍDOS?

Sí. El cerumen tiene como función proteger el conducto auditivo de la humedad, atrapar polvo, partículas y microorganismos. En este conducto existen células llamadas epiteliales que se encargan de eliminar hacia el exterior la cera formada. En condiciones normales hay un equilibrio entre su producción y eliminación. El desequilibrio de este ciclo junto a la suma de células descamadas, pelos y partículas que han entrado en el oído desde el exterior, fomentan la formación de tapones. Además, con la edad, el cerumen se va volviendo más seco, lo que también favorece su aparición.

¿A QUIÉN AFECTA?

Puede afectar a todo el mundo pero con mayor frecuencia a los ancianos, en los cuales la cera es más seca.

Hay ciertas condiciones que favorecen la formación de tapones como  conductos estrechos y angulados, el exceso de pelos en el oído, el uso de bastoncillos, audífonos… Además, varias enfermedades cursan con mayor descamación y, por tanto, con mayor tendencia a acumular cerumen. Por ejemplo: la psoriasis, dermatitis del conducto.

¿QUÉ SÍNTOMAS PRODUCE?

Los síntomas más frecuentes son la disminución de la audición (hipoacusia) y autoescucha de la voz. Pueden aparecer pitidos o tinnitus, dolor de oído y vértigos.

 ¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?

Mediante visualización del tapón de cerumen en el oído a través de un aparato especial llamado otoscopio. Cobra especial importancia diagnosticarlo en ancianos (puesto que pueden sufrir aislamiento social al no oír bien) y en los niños (la disminución de audición puede suponer dificultades en su desarrollo).

Hay que diferenciar el tapón de cera de los cuerpos extraños enclavados en el conducto.

 ¿CUÁL ES SU TRATAMIENTO?

Solo se deben extraer los tapones de cerumen cuando obstruyan por completo la luz del conducto o cuando impidan la exploración correcta del tímpano.

Una vez diagnosticado el tapón, hemos de reblandecer la cera mediante cerumenolíticossiguiendo la regla del 3 (3 gotas, 3 veces al día, durante 3 días) y, posteriormente pedir cita con enfermería para proceder a su extracción.

Cerumenolíticos:

  • El más usado es el agua oxigenada diluida al 50% con agua.
  • 9ml de suero + 1ml de vinagre.
  • También venden preparados en la farmacia, listos ya para ser usados. Ejemplo: otocerum, cerumenol, taponoto, anticerumen…
  • Otros cerumenolíticos menos usados: aceites vegetales, bicarbonato.

No se puede realizar la extracción de tapones en atención primaria, y por tanto, deben acudir a al otorrino todos aquellos pacientes que tengan:

  • Antecedentes de perforación en el oído o cirugías previas.
  • Otitis media en las últimas 3 semanas u otitis activa.
  • Alteraciones anatómicas del conducto.
  • Antecedentes de radioterapia.
  • Fracaso en la extracción del tapón de manera convencional.
  • Complicaciones tras la extracción.

 TÉCNICA DE EXTRACCIÓN DE TAPONES DE CERUMEN

Esta técnica es realizada por personal de enfermería. Tras haber realizado el ablandamiento del cerumen durante aproximadamente 3-4 días, se procederá a su extracción.

El paciente se coloca sentado sujetando una batea en el hombro. Con una jeringa se introduce agua tibia a 37ºC (para evitar desencadenar un vértigo) en el conducto, tras lo cual saldrán los restos de cerumen. Después, se comprobará con el otoscopio la eliminación completa del tapón así como el estado del tímpano.

Hay otras técnicas para la extracción de tapones como el curetaje (que apenas se usa) o la aspiración, que es más específica de los otorrinolaringólogos.

¿ES ACONSEJABLE RETIRAR LA CERA CON BASTONCILLOS?

No. En este post ya os hablamos de ello. El uso de bastoncillos de algodón fomenta que la cera se enclave impidiendo su eliminación natural.

 


Sara Leticia de la Fuente Ballesteros
Médico residente, MFyC, Centro de Salud Arturo Eyries, Valladolid

REFERENCIAS:

  • Sarlat Ribas MA. Tapones de cerumen. AMF 2007; 3(3) 166-170
  •  Costa Ribas C, Amor Dorado JC. “Guía clínica del tapón de cerumen”. Fisterra. Actualización diciembre 2014.
  • Olazábal Ulacia JC, Enríquez Gutiérrez EV, García Paniagua R, del Río Pérez P. Averroes. Manual de terapia en atención primaria. 2º ed. EviSciencie Publications; 2016: capítulo 14.

 

Revisado: enero  2019

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *