La gripe

Marta Cano   15 noviembre, 2017   1 comentario en La gripe

fiebre

La gripe es una infección causada por un virus, afecta al sistema respiratorio y se contagia fácilmente. Suele causar una epidemia en los meses de invierno.

¿Por qué se produce la gripe?

La causa un virus. Hay 3 tipos de gripe estacional (A, B y C). Los virus de la gripe circulan por todo el mundo. La gripe C es mucho menos frecuente que la gripe A y la Gripe B. Por esta razón, las vacunas contra la gripe estacional sólo se incluyen virus de los tipos A y B.

¿Cómo se contagia?

La gripe estacional se propaga fácilmente. Puede extenderse con rapidez en escuelas, residencias asistidas, lugares de trabajo y ciudades. No todas las personas que entran en contacto con el virus se van a infectar pero pueden servir de vector para infectar a terceras personas.

El virus de la gripe se puede contagiar por dos mecanismos:

  1. Contacto directo con un enfermo o con material contaminado, por ejemplo a través de las manos.
  2. Por vía aérea, ya que el virus está en las gotitas que expulsamos al toser o estornudar. Si otra persona inspira esas gotitas, queda expuesto al virus y puede contraer la enfermedad

La transmisión del virus de la gripe empieza un día antes de la aparición de los síntomas y se mantiene durante 5-7 días, cuando el enfermo ya no tiene síntomas.

¿Qué síntomas puedo notar?

La gripe suele cursar con un inicio súbito de fiebre alta, tos, dolores musculares, dolores articulares, dolores de cabeza y de garganta, intenso malestar y abundante secreción nasal. En algunos casos se puede presentar dolor abdominal, diarrea, dolor muscular, náuseas y vómitos. Dependiendo de la edad del paciente, predominan unos u otros síntomas de la gripe.

La fiebre y los demás síntomas suelen desaparecer en la mayoría de los casos en el plazo máximo de una semana, sin necesidad de atención médica. En ocasiones la tos y el malestar pueden prolongarse una o dos semanas más.

¿Para quién tiene mayor riesgo la gripe?

Las personas más vulnerables a la infección o a sus complicaciones son los bebés (menores de 2 años), los ancianos (mayores de 65años), las embarazadas, los enfermos con patologías  crónicas y aquellos con enfermedades que disminuyan la capacidad inmunitaria (tumores, inmunodeficiencias). En estas personas la gripe puede complicarse y dar lugar a una enfermedad muy grave.

¿Cómo me pueden diagnosticar la gripe? ¿Es necesario que me hagan alguna prueba para diagnosticarme la gripe?

El diagnóstico de la gripe no requiere pruebas de laboratorio. El diagnóstico se hace por la aparición de síntomas compatibles en los meses de invierno.

¿Qué debo hacer si creo que tengo la gripe? ¿Qué tratamiento debo tomar?

El tratamiento de la gripe es únicamente sintomático. Es muy importante mantener una buena hidratación y controlar la temperatura antes de la tomar la medicación.

Para el tratamiento de los síntomas podemos tomar analgésicos como el paracetamol o ibuprofeno.

Si hay mucha congestión, puedes hacer lavados nasales y humidificar el ambiente. Los antibióticos no son eficaces para los virus así que no tiene sentido usarlos en la gripe. Sólo se usarían si la gripe se complica con una infección de tipo bacteriano.

¿Cuándo debo acudir al médico?

La gripe puede complicarse. Debemos estar atentos y acudir al médico si aparece alguno de los siguientes síntomas: fiebre elevada persistente, dificultad para respirar, dolor en el pecho, mareos, confusión, expectoración verdosa o amarillenta.

¿Qué puedo hacer para prevenir la gripe?

La forma más eficaz de prevenir la enfermedad es la vacunación.  La vacunación es especialmente importante en las personas que corren mayor riesgo de sufrir complicaciones de la gripe, en aquéllas que viven con pacientes de alto riesgo o que cuidan de ellos y en personal público en contacto con pacientes o servicios básicos (sanitarios, profesores, bomberos, conductores autobús, etc.).

Hay algunas medidas para prevenir el contagio de la gripe:

  • Extremar la higiene: lavarse las manos frecuentemente.
  • Mantener la casa limpia y desinfectada, especialmente los lugares donde se cocina o come, sobre todo si ya hay un enfermo en la familia.
  • Ventilar el hogar todas las mañanas. Así se renueva el aire y si algún miembro de la familia está afectado es más fácil evitar el contagio.
  • Taparse la boca al estornudar o toser, preferiblemente con un pañuelo de papel desechable, para evitar que las gotas respiratorias expulsadas contaminen a otras personas. Después de sonarse los mocos, hay que tirar el pañuelo utilizado a la basura y lavarse las manos inmediatamente.
  • Protégete bien de los contrastes de temperatura: cuando entres y salgas a la calle en épocas de frío y calefacciones abrígate debidamente en cada caso.

¿Quién tiene indicación de vacunarse de la gripe?

  1. Por edad, toda persona de más de 60 años.
  2. Personas menores de 60 años que presentan un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe:
  • Adultos con enfermedades crónicas.
  • Residentes en instituciones cerradas, de cualquier edad a partir de 6 meses, que padezcan procesos crónicos.
  • De los 14 a 18 años si reciben tratamiento prolongado con ácido acetil salicílico.
  • Mujeres embarazadas en cualquier trimestre de gestación.
  1. Personas que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen un alto riesgo de presentar complicaciones:
  • Trabajadores de centros sanitarios y sociosanitarios, públicos y privados.
  • Estudiantes en prácticas en centros sanitarios.
  • Personas que proporcionen cuidados domiciliarios a pacientes de alto riesgo o ancianos.
  • Personas que conviven en el hogar, incluidos niños a partir de 6 meses, con otras que pertenecen a algunos de los grupos de alto riesgo citados anteriormente.
  1. Otros grupos incluidos en la campaña:
  • Trabajadores de servicios públicos esenciales: emergencias sanitarias, bomberos, policía, protección civil, instituciones penitenciarias y otros centros de internamiento por resolución judicial.
  • Residentes en instituciones penitenciarias y centros tutelares de menores.
  • Profesores de educación infantil y guarderías por presentar especial riesgo de exposición y transmisión

Recuerda: Si de la gripe te quieres curar, con agua y paracetamol debes esperar.

Revisado: marzo 2016

Un comentario en “La gripe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *