Salud Mental en tiempos de coronavirus

 

 

La ansiedad es simplemente la sensación desagradable que nos provoca la incertidumbre a futuro. El pensar continuamente en qué vendrá después, y no encontrar una respuesta, o que la que nuestra mente imagina sea desagradable, inicia y mantiene un circuito de hiper alerta.

Si ya habías experimentado, o experimentas, situaciones y procesos de ansiedad en tu vida, es posible que esta situación los aumente y te parezca que se te hace insostenible. Es normal. Sólo hay que parar y darse cuenta de qué cosas concretas la están provocando o agravando, y qué cosas concretas puedes hacer para que tú puedas con tu mente, y no sea tu mente la que pueda contigo. A continuación, de manera muy breve, expondremos 7 miedos y 7 soluciones. Sólo hay que emparejar los números.

 

Miedos: qué cosas concretas los provocan 

  1. Desconocimiento: No sabes en qué consiste el virus, cómo se propaga, qué medidas tener en cuenta para prevenir el contagio.
  2. Incertidumbre: ¿Hasta cuándo durará el estado de alarma? ¿Mi empresa mantendrá los puestos de trabajo o cerrará?
  3. Desestructuración de funciones: Cese del rol principal como trabajador o trabajadora, cambio a teletrabajo, trabajo en otras condiciones o funciones. Cese de las actividades fuera del trabajo.
  4. Incremento de cuidados: Si los niños no van al cole y los mayores no tienen atención en el centro de día, ¿Cómo organizarme para prestarles cuidados? ¿Un equilibrio imposible de teletrabajo y cuidados?
  5. Disminución de servicios: No poder comprar en las tiendas habituales. No tener la misma accesibilidad al centro de salud. No tener los mismos transportes.
  6. Restricción de libertad: Acostumbrados a desarrollar la mayor parte de nuestras actividades fuera del hogar, somos obligados a restringir las salidas a lo mínimo imprescindible.
  7. Limitación de las interacciones sociales. Somos animales sociales. Necesitamos comunicarnos constantemente y compartir afecto. Actualmente sólo podremos hacerlo con aquellos con los que convivimos y con nuestros compañeros de trabajo, y el contacto físico estará limitado.

 

Soluciones: qué cosas concretas puedes hacer 

  1. Infórmate de la actualidad por fuentes fiables y en un periodo concreto del día. Limita la información a la que accedas a una vez al día. El whatsapp satura, y no es un medio de información fiable.
  2. No puedes solucionar la incertidumbre, únicamente asúmela como parte de tu vida. Puedes informarte periódicamente y ocupar tu mente y tu tiempo enalgo concreto, punto 3:
  3. Establece rutinas: Despertarte sin móvil. Un tramo para trabajar ( teletrabajar u ocupar el tiempo del trabajo en otra tarea previamente estructurada). Cocinar y comer a horarios regulares. Respetar el horario de sueño. Un horario para actualizar información,concreto y único. Un tramo para hablar con amigos y familiares. Otro tramo para realizar deporte. Otro tramo para recompensa recreativa (música, película, arte)
  4. Realiza actividades individuales y grupales con objetivos, cuidados y recompensas por logros. Nada muy abstracto. Objetivo 1: comprar pan y leche (yo). Recompensa 1: cocinar un bizcocho que es mi actividad recreativa favorita ( yo con mis peques, de 18 a 20h ) Objetivo 2: Realizar 1 hora de deporte – pilates – en casa. (mi madre, y yo) Recompensa: ver mi película favorita (toda la familia, por videollamada)
  5. Reorganización de accesibilidad a servicios: Puedes planificar la compra en función de los horarios y proximidad, teniendo en cuenta los productos que más consumas, y fomentando una dieta con productos básicos. Así mismo, concertar las citas médicas de manera telefónica con antelación, o acudir un día a la farmacia para recoger lo fármacos de todos los convivientes.
  6. Debes pensar que estás contribuyendo positivamente a la sociedad quedándote en casa. Aún así, sé indulgente contigo mismo. Es la primera vez que te enfrentas a esta situación, es normal que en ocasiones no la manejes tan bien como te gustaría. Es normal sentirse triste, estresado, confundido, asustado o enfadado durante una crisis. Acepta tus emociones y dales salida: utiliza tu creatividad para ser libre. El humor y la imaginación se entrenan y son nuestros aliados.
  7. Redes sociales. Si hay algo en lo que hemos avanzado, es en el desarrollo de las redes sociales. En ningún momento de la historia ha sido tan sencillo comunicarse en tiempo real. Comunícate con tus familiares y amigos, aprende algo nuevo a través de las redes sociales, disfruta de cine o teatro, participa en debates grupales.

Recurre a capacidades que hayas utilizado en el pasado y te hayan ayudado a sobreponerte a las adversidades de la vida, y utiliza esas capacidades para manejar tus emociones durante este periodo. Es una situación muy valiosa para conocer las propias limitaciones como persona, pareja o comunidad, y estimular nuestro autocuidado.

Si tienes alguna duda de salud llama a tu centro de salud o a tu centro de salud mental en horario de mañana. Fuera de ese horario podrás utilizar los teléfonos de los centros de salud que mantienen la atención continuada. Podrás encontrarlos en tu tarjeta sanitaria.

 

Ejercicios de respiración:

Medios de información fiable


Irene García Álvarez
Médico Adjunto Medicina familiar y comunitaria, CS La Cistérniga, Valladolid.

Clara Mora Gómez
Médico residentes. Medicina familiar y comunitaria. CS. Arturo Eyries, Valladolid

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  • Afrontamiento psicológico durante un brote de enfermedad- personas que están en cuarentena. Hong Kong Red Cross. February 2020. First edition.
  • Consejos psicológicos para largos periodos dentro de casa. Elena San Martín

Revisado marzo 2020.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *