¿Es buena idea beber alcohol si estoy tomando algún fármaco?

Sabemos de sobra lo complicado que es mantener la precaución en cuanto a la toma de alcohol en las comidas, cenas, salidas en estas fiestas. Por eso queremos que recuerdes las consecuencias negativas que tiene descuidar estas precauciones.

¿Cuánto alcohol puedo tomar si tomo medicamentos?

Nada. Es la respuesta correcta a esta pregunta. Cualquier sustancia que contenga alcohol puede interaccionar con los medicamentos que estemos tomando a nivel hepático. Corremos el riesgo de que la medicación beneficiosa para nuestra enfermedad se vea inhibida, potenciada o transformada en tóxicos y que, a su vez, todo esto, tenga un desenlace fatal en nuestro cuerpo.

 

¿Qué fármacos potencian su EFECTO por el alcohol?

De entre los más conocidos, destacamos:

  • Benzodiacepinas: Fármacos con acción sedante, utilizados como relajantes musculares o como inductores del sueño. Pueden verse agravados por el consumo de alcohol. Algunos de los nombres comerciales más frecuentes de estos fármacos se exponen en la siguiente tabla:

  • Metformina: el antidiabético oral de uso más extendido. A parte de su interacción con el contraste intravenoso, debemos tener en cuenta el riesgo de hipoglucemia y acidosis láctica por su combinación con el consumo de alcohol. Algunos de los nombres comerciales más frecuentes de estos fármacos son: Dianben®, Ubene®, Metfomina Tarbis®, Metfomina Teva®, Metfomina Vir®, Metfomina Stada®, Metfomina Sandoz®, Metfomina Aenova®, Metfomina Almus®…

 

  • Nitroglicerina: Fármaco vasodilatador, empleado especialmente en pacientes con cardiopatía isquémica. Su efecto vasodilatador se ve potenciado con el consumo de alcohol, provocando hipotensión severa, al igual que sucede con el sildenafilo. Algunos de los nombres comerciales más frecuentes de la nitroglicerina son: Cordiplast®, Dermatrans®, Diafusor®, Epinitril®, Minitran®, Nitroderm Matrix ®, Nitro-dur®, Nitroplast®, Nitroderm TTS®…

La nitroglicerina y el sildenafilo interaccionan con el alcohol provocando hipotensión severa, es decir, una gran bajada de tensión no beneficiosa para el organismo.

 

¿Qué fármacos potencian su TOXICIDAD con el alcohol?

  • Paracetamol: Recuerda que la dosis máxima es de 4gr al día en adultos y 90mg/Kg/día en niños. Interacciona con el alcohol a nivel hepático con el riesgo de hepatitis tóxica que puede tener desenlace fatal. o Algunos de los nombres comerciales más frecuentes de estos fármacos son: Acecat®, Alador®, Antidol®, Apiredol®, Apiretal®, Apiretal flas®, Cupanol®, Dafalgan®, Dolocatil®, Dolocatil infantil®, Dolostop®, Duorol®, Efferalgan®, Efferalgan pediatrico®, Febrectal adultos®, Febrectal… También existen preparados multicomponentes que contienen paracetamol, por eso es recomendable fijarse en la composición del medicamento que vayamos a consumir

 

  • Codeína y sus derivados: De amplio uso en jarabes antitusígenos, sin embargo, no deja de tener un característico efecto depresor del sistema nervioso, que además se ve agravado con la presencia de alcohol. Algunos de los nombres comerciales más frecuentes de estos fármacos son Codeisan®, Codeisan jarabe®, Fludan codeina®, Histaverin®, Notusin®, Perduretas codeina®, Toseina®. Existen preparados multicomponentes que contienen codeína en la composición: Algidol®, Analgilasa®, Analgiplus®, Apiretal®, Astefor®, Bisoltus®, Calmoplex®, Cod-efferalgan®, Diminex®, Dolmen®, Dolocatil codeína®, Dolodens®

 

  • Acido acetil salicílico: Ampliamente utilizado como antiagregante, sin embargo, su acción gastrolesiva puede verse agravada con la combinación con alcohol. Algunos de los nombres comerciales más frecuentes de estos fármacos son: AAS®, Aspirina®, Aspirina Masticable®, Calmantina®, Inyesprin®, Rhonal®, Sedergine®. Multicomponentes que contienen ácido acetilsalicílico en su composición: Actron Compuesto®, Acyflox®, Cafiaspirina ®, Aspirina Complex®, Aspirina C®, Aspirina Plus®…

El alcohol potencia la acción gastrolesiva del AAS

 

  • Antihistamínicos: Pautados generalmente para el alivio del prurito y síntomas derivados de reacción alérgica debido a su efecto sedante suave, pero que con el alcohol puede verse aumentado considerablemente.

 

¿Qué fármacos PIERDEN efecto con el alcohol?

  • Warfarina: Ampliamente utilizado como fármaco anticoagulante cuya función es muy sensible por su extensa lista de interacciones con alimentos y otros fármacos. Con el alcohol su función se ve disminuida aumentando de esta manera el riesgo de trombosis. Algunos de los nombres comerciales más frecuentes de estos fármacos son: Aldocumar®.

La función anticoagulante de la Warfarina se ve limitada por el alcohol

 

  • Antibioticos: Destaca los de la familia de quinolonas (Ciprofloxacino, Levofloxacino,Norfloxacino…) además de Macrólidos (Eritromicina,Azitromicina…). Su función está limitada por la interacción con el alcohol, el cual influye en su metabolismo hepático.

 

 

Por tanto, cuando algún médico nos paute o administre un determinado fármaco, debemos prestar atención acerca de sus efectos secundarios y en especial en sus interacciones.


María Garay Llorente y Marta López Teijeiro
Alumnas 6º curso de Grado en Medicina

                María Hernández Carrasco
Médica de Familia. Centro de Salud Arturo Eyries

 

Revisado: Diciembre 2019.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *