Acúfenos o zumbidos en los oídos.

Hay personas para las que el silencio no existe. Unos 4 millones de españoles sufren de acúfenos. ¿Quieres saber más sobre este síntoma?

¿QUÉ SON LOS ACÚFENOS?

Se denominan acúfenos o tinnitus o zumbido de oídos a la percepción de un sonido sin que exista una fuente externa de sonido que la origine. Es una percepción subjetiva. Puede afectar a un oído, a  los dos o referirse en la cabeza.

¿QUÉ TIPOS EXISTEN?

Generalmente se habla de dos tipos en función de la frecuencia:

–       Agudos: es un sonido muy fino como un timbre o un pitido (son los más frecuentes).

–       Graves: es un sonido más rudo como una emisora de radio.

Hay otras clasificaciones:

–       Pulsátil: se nota como el corazón latiendo.

–       Intermitente: aparece y desaparece.

–       Continuo: es permanente.

¿POR QUÉ SE PRODUCEN?

En más de la mitad de los casos, se desconoce su  causa. En los restantes, pueden estar relacionados con problemas vasculares, neurológicos, dolores de cabeza, malformaciones y patologías del oído, tapones de cera, alteraciones del equilibrio, de la mandíbula, fármacos, haber estado sometido a mucho ruido… Un porcentaje importante están asociados a la presbiacusia (deterioro de la función auditiva debido a la edad).

¿A QUIÉN AFECTA?

Es un síntoma muy frecuente en la población, de hecho, probablemente todo el mundo en algún momento de su vida los haya padecido. Los permanentes son más frecuentes a partir de los 50 años.

¿QUÉ OTROS SÍNTOMAS PUEDEN ASOCIARSE?

–       Disminución de la audición.

–       Mareo o vértigo.

–       Dolor mandibular.

–       Dolor de oídos.

–       Alteraciones neurológicas.

–       Dolor de cabeza.

Los acúfenos pueden llegar a ser realmente incómodos si alteran las actividades cotidianas, el estado de ánimo, la concentración o la capacidad para conciliar el sueño.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICAN?

No hay ninguna prueba ni exploración que permita diagnosticarlos porque como ya hemos dicho es una percepción subjetiva. Lo que su médico hará será descartar causas importantes y tratables mediante una serie de preguntas y la exploración física (sobre todo del oído).

En función de lo que observe, serán necesarias realizar otras pruebas complementarias que incluyen desde un estudio de la audición hasta una prueba de imagen.

¿CUÁL ES SU TRATAMIENTO?

Lo primero que debe saber es que los acúfenos con el tiempo tienden a mejorar espontáneamente. Según la repercusión que tenga en su calidad de vida, será necesario introducir otra serie de medidas para tratar de disminuir su intensidad.

Medidas generales

Evitar factores que puedan participar en su causa o empeoramiento:

–       Evitar excitantes: chocolate, alcohol, té, café, coca-cola, tabaco.

–       Evitar fármacos que dañen el oído.

–       Protección frente al ruido: utilizando tapones o cascos si es necesario.

–       Tratamiento del insomnio si el acúfeno interfiere en la calidad del sueño.

–       Control de los factores de riesgo cardiovascular: tensión, azúcar, colesterol…

Tratamientos no farmacológicos

Son una de las medidas más efectivasy con las que los pacientes están más satisfechos. La más conocida es la terapia de re-entrenamiento o terapia de habituaciónque consiste en convertir el acúfeno en un estímulo irrelevante para el cerebro (como el hecho de llevar gafas o reloj) para dejar de percibirlo y que no moleste. Para ello se recomienda evitar el silencio mediante enriquecimiento sonoro: poner música de fondo, una emisora de radio, la televisión, un humidificador, el ventilador…Dormirse o realizar tareas de concentración con un sonido de ambiente, ayuda a percibir menos el acúfeno.

Si existe una pérdida auditiva considerable, podrán recomendarle el uso de audífonospara poder percibir mejor el sonido del exterior y notar menos el acúfeno.

Tratamientos farmacológicos

Los medicamentos no pueden curar los acúfenos, pero, en algunos casos, pueden ayudar a reducir la intensidad de los síntomas. Por ejemplo, pueden utilizarse fármacos para ayudar a reducir la ansiedad, para el estado de ánimo, para dormir, para el mareo…

¿ES NECESARIO ACUDIR AL OTORRINOLARINGÓLOGO?

No siempre. Su médico le derivará al otorrinolaringólogo en función de la sospecha que tenga, sobre todo cuando necesite descartar otras causas.

 


Sara Leticia de la Fuente Ballesteros
Médico residente, MFyC, Centro de Salud Arturo Eyries, Valladolid

REFERENCIAS:

–       Morales Puebla, JM, Mingo Sánchez EM, Menéndez Colino LM. Exploración y tratamiento del paciente con acúfenos. En: Libro virtual de formación en ORL. SEORL PCF. Disponible en: http://seorl.net/PDF/Otologia/008%20-%20EXPLORACI%C3%93N%20Y%20TRATAMIENTO%20DEL%20PACIENTE%20CON%20AC%C3%9AFENOS.pdf

–       Costa Ribas C, Amor Dorado JC, Castiñeira Pérez C. Guía clínica: Acúfenos (Internet). La Coruña: Fisterra.com. Mayo 2018 (citado 26 de junio de 2019). Disponible en: http://www.fisterra.com

–       Olazábal Ulacia JC, Enríquez Gutiérrez EV, García Paniagua R, del Río Pérez P. Averroes: manual de terapia en Atención Primaria. EviScience. 2017.

 

Revisado: Septiembre 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *