Incontinencia urinaria en la mujer

 

Hoy hablaremos sobre la incontinencia urinaria, que se define como la pérdida de orina que se producen de manera involuntaria lo cual genera un problema social e higiénico de gran importancia para la paciente. Afecta a muchas personas fundamentalmente a las mujeres. Se puede presentar a cualquier edad, aunque es más frecuente al envejecer.

Para comprender la incontinencia, es importante explicar una serie de conceptos:

  1. Qué es la Micción: La micción consiste en orinar.
  2. Qué constituye el tracto urinario inferior: la vejiga que almacena y libera la orina, y está situada en la pelvis y se mantiene en su lugar gracias al  suelo pélvico. La vejiga es un músculo y su conducto de salida al exterior es la uretra, que tiene un doble esfínter.
  3.  Qué es el suelo pélvico: es un conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior. Su función es sostener los órganos pélvicos (vejiga, uretra, útero, vagina y recto) en la posición adecuada porque de ello depende su funcionamiento correcto.

 

 

¿Cuáles son los diferentes tipos de incontinencia?

La gravedad es muy variable y existen muchas causas que se relacionan con la incontinencia urinaria, a continuación detallamos las más importantes:

Incontinencia urinaria de esfuerzo:

Es la pérdida involuntaria de orina que se produce con cualquier actividad que produce un aumento de la presión abdominal, tales  como toser, reír, correr, saltar, estornudar, agacharse, …. Dependiendo del grado de alteración y de la intensidad del esfuerzo puede oscilar entre unas gotas o incluso un chorro.

Existen varios factores de riesgo que producen aumento de la presión abdominal :

  • Paridad: parto vaginal, sobre todo con episiotomía(corte en la vulva para facilitar el parto) amplia, uso de fórceps, recién nacido grande.
  • Alteraciones del tejido conectivo: en jóvenes que practican deportes de impacto sobre el suelo pélvico ( aerobic, saltos, musculación, pesas,…)
  • Obesidad: porque da lugar a un aumento del peso de los órganos intraabdominales y contribuye a la debilitación del suelo pélvico
  • Hábito de fumar: porque condiciona enfermedades respiratorias que producen tos y estas contracciones bruscas y repetidas del diafragma torácico aumentan la presión abdominal
  • Estreñimiento crónico
  • Intervenciones quirúrgicas sobre la pared abdominal  como histerectomías…..

Incontinencia urinaria de urgencia:

También llamada “vejiga inestable” Es la pérdida involuntaria de orina asociada a un fuerte deseo de orinar. Se suele acompañar de un incremento de la frecuencia de orinar (más de 7 veces al día)tanto de día como por la noche (nicturia) así como de micción incontrolada

Áctúan como factores de riesgo las bebidas estimulantes (café, té, colas), algunas plantas medicinales , las infecciones urinarias de repetición, los malos hábitos urinarios y la polimedicación

Incontinencia urinaria mixta, cuando se mezclan las características de los dos tipos descritos anteriormente.

Incontinencia urinaria por rebosamiento:

Es la perdida involuntaria de orina que se manifiesta en forma de goteo, asociada a una vejiga distendida con retención de orina. La persona puede expresar síntomas de incontinencia por goteo o en chorro fino, sin fuerza acompañado de dificultad para vaciar la vejiga.

Se diferencian varios tipos.

  • Neurógena: en el caso de Accidenrte Cerebral Vascular, Enfermedad de Parkinson, Esclerosis múltiple, traumatismos, diabetes.
  • Secundaria a fármacos y sustancias que pueden causar incontinencia urinaria y es necesario conocer si la paciente los esta tomando pue su retirada puede evitar la incontinencia: Alcohol. Antiinflamatorios. Bloqueantes αadrenérgicos . Diuréticos de asa.Antipsicóticos. Inductores del sueño. Anticolinérgicos. Calcioantagonistas.

Incontinencia urinaria funcional

Pérdida de orina no debida a un fallo en el aparato urinario sino a la incapacidad física o mental para acudir al baño.

 

¿Cuáles son los síntomas?

Existen una gran cantidad de síntomas que se relacionan con la incontinencia urinaria, pero los mas importantes son los siguientes:

1. Polaquiuria o frecuencia miccional aumentada. La persona refiere orinar demasiadas veces durante el día.

2. Nicturia. La sensación de deseo de orinardurante la noche, que despierta al paciente en las horas de sueño.

3. Urgencia. Es la sensación de ganas de orinar que resulta difícil de controlar.

 

 

¿Cómo se diagnostica?:

Una historia clínica amplia y detallada , incluyendo los antecedentes, sobre todo ginecológicos, de la paciente, seguida de una exploración física constituyen la base del diagnóstico en la incontinencia urinaria. También podrá realizarle algún cuestionario para valorar su incontinencia y la gravedad de la misma

El médico de familia también puede indicarle a la mujer que realice un diario miccional en su domicilio.. El diario miccional es el registro de las cantidad de veces que orina el paciente durante un periodo de al menos tres días y la anotación de los episodios de urgencia y de incontinencia, si éstos tienen relación con alguna circunstancia determinada así como el número y tipo de absorbentes (pañales) que ha precisado.

La exploración física consiste en examinar el estado general y buscar signos que puedan orientarnos a las causas de la incontinencia. También puede existir cistocele (deslizamiento de la vejiga hacia abajo asomando por la vagina) o rectocele (deslizamiento del recto asomando por la vagina).

Se deberá realizar un análisis de sangre para detectar posibles causas y un análisis de orina.

También se podrá realizar una ecografía abdominal y pélvica para valorar posibles causas de incontinencia.



Sin embargo, en algunas ocasiones será conveniente solicitar pruebas mas complejas, como un estudio urodinámico, para la medición de presión, flujo y volumen de la micción...

 

¿Hay tratamiento para la incontinencia urinaria?

Para el control de la incontinencia urinaria existen varias opciones terapéuticas:

Tratamiento conservador (terapia en la que no hay tratamiento farmacológico o quirúrgico): comprende las intervenciones en el estilo de vida, tonificación de la vejiga y fortalecimiento de la musculatura del suelo pélvico.

  • Intervenciones en el estilo de vida: Es necesario no abusar del consumo de líquidos y limitar las sustancias que aumentan la diuresis (cantidad de orina) como el café, la Coca Cola, y el alcohol. Evitar el aumento de peso y si ya existe sobrepeso intentar adelgazar con dieta y ejercicio.
  • Tonificación de la vejiga ó entrenamiento vesical que consiste en intentar contener la vejiga cuando aparecen las ganas de orinar , comenzando por pocos minutos e ir aumentando la contención de forma progresiva.
  • Fortalecimiento de la musculatura del suelo pélvico. Su médico le remitirá a la matrona para que desarrolle ejercicios de fuerza del suelo pélvico, ejercicios conocidos como ejercicios de KEGEL y así mejorar el funcionamiento de su musculatura.

Cuando con las anteriores no se consigue el control, su médico podrá derivarle al servicio de Rehabilitación donde la unidad de suelo pélvico pondrá en marcha una serie de técnicas para intentar mejorar la incontinencia con ayuda de técnicas de biofeedback , estimulación eléctrica o con dispositivos mecánicos que se introducen en la vagina (conos vaginales o bolas chinas) para fortalecer la musculatura de la pelvi

También favorecen la continencia otros dispositivos mecánicos: Dispositivos intravaginales : elevadores (pesarios) útiles en mujeres con cistocele y que no deseen una intervención quirúrgica o en espera de ésta. Dispostivos intrauretrales: oclusivos (tapones ) ó expansibles

Tratamiento farmacológico.

Existen múltiples fármacos que actúan a nivel de la musculatura para intentar mejorar el tono muscular y disminuir los síntomas. El médico de familia valorará la indicación individual en cada caso así como las contraindicaciones y los efectos secundarios que pudiesen aparecer.

Entre los medicamentos disponibles destacamos: Anticolinérgicos , Mirabegrón , Toxina botulínica, Estrógenos.

Cirugía. La cirugía será el ultimo recurso, cuando no hemos podido controlar los síntomas.

Compresas absorbentes y catéteres: Son productos a utilizar cuando los tratamientos anteriores no solucionan completamente el problema, y también de forma previa a el tratamiento definitivo. El catéter se usa cuando la vejiga no se vacia adecuadamente.

 

¿Los hombres pueden tener incontinencia?

Sí, los hombres también pueden tener incontinencia urinaria. Aunque se produce con mayor frecuencia en mujeres que en hombres, esto se debe esencialmente a los partos, que generan grandes alteraciones del suelo pélvico en las mujeres.

Sin embargo, los hombres también se pueden verse afectado, en este caso las causas se relacionarán con patología en la próstata, incrementos en el tamaño de la próstata e intervenciones quirúrgicas, y enfermedades neurológicas como accidentes cerebrovasculares y Parkinson.


Yolanda Granja Garrán. Medico de Familia. Centro de Salud Plaza del Ejercito. Valladolid.

Daniel Moriñigo. Alumno sexto curso: Facultad de Medicina. Valladolid.

REFERENCIAS:

https://www.fisterra.com/guias-clinicas/. Guías Fisterra: Incontinencia Urinaria en la mujer. Junio 2016.
Tratado de Ginecología y Obstetricia, Ginecología y medicina de reproducción, 2aEdición, Editorial Panamericana.
Burkhard FC, Lucas MG, Berghmans LC, Bosch JL, Cruzt, Lemack et al. EAU. Guidelines on Urinary Incontinence in Adults[Internet] European Association of Urology2016
Vila i Coll MA, Fortuny Roger M. Rehabilitación muscular del suelo pelviano , reeducación vesical y tratamiento farmacológico de la incontinencia urinaria. AMF 2017; 13(6): 334-339.

 

 

Revisado: septiembre 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *