Listeriosis en el embarazo.

Tras el brote de listeriosis en España en las últimas semanas a raíz del consumo de carne mechada, vamos a hablar sobre esto en nuestro blog hoy.

¿Qué es la Listeria?

Se trata de una antropozoonosis, como la toxoplasmosis, que causa la listeria monocytogenes que es un bacilo Gram positivo, móvil, anaerobio facultativo, detectable en todas las partes (tierra, agua del subsuelo, plantas…)

Es un microorganismo resistente al calor y al frío que se multiplica activamente a temperaturas enter4 grados centígrados y 45. Las temperaturas más bajas enlentecen su crecimiento, pero la congelación no la destruye.

 

¿Cómo se contagia la Listeria?

La listeria únicamente se destruye a temperaturas elevadas mayor de 50 grados centígrados y puede sobrevivir en alimentos conservados con sal. Los humanos adquieren la infección por ingesta de alimentos contaminados.

 

¿Qué ocurre con la embarazada?

Las embarazadas por situación de debilidad inmunológica son 20 veces más susceptibles de contagiarse, preferentemente en la segunda mitad de la gestación.

La infección por Listeria tiene un periodo de incubación hasta 70 días. La enfermedad no afecta de forma grave a la madre, pero si al feto.

 

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes?

La infección en la gestante cursa habitualmente con fiebre y un cuadro pseudogripal inespecífico. Se estima que entre un 5% y 10% de abortos y muerte intraútero se producen por causa de este bacilo, también son causantes de partos prematuros y fetos a término con grandes secuelas neurológicas y neonatos infectados con el cuadro clínico denominado granulomatosis infantiséptica (formación de granulomas o abscesos en órganos internos).

Las manifestaciones se producen cuando la infección es adquirida intraútero, a través de la placenta, con una mortalidad cercana al 100%.

 

¿Cómo se contagia la listeriosis al feto durante el embarazo?

El contagio fetal se produce por diferentes vías:

  • Vía ascendente: el bacilo puede estar en el cérvix y ascender a través de las membranas ovulares, produciendo en el feto una listeriosis nodular diseminada o una septicemia en el Rn.
  • Vía amniótica: por aspiración o succión de líquido amniótico contaminado, produciendo en el Rn bronconeumonías.
  • Vía trasplacentaria: se produce una diseminación hematógena fetal, o septicemia.
  • Intraparto: la contaminación se produce durante el periodo expulsivo y tiene un periodo de incubación de 8 a 14 días, el recién nacido puede presentar fiebre en las dos primeras semanas de vida. Con este tipo de contaminación son frecuentes las complicaciones hidrocefálicas por afectación meníngea.

 

¿Existe tratamiento?

Según protocolos médicos, el tocólogo instaurará un tratamiento a base de AMPICILINA.

 

¿Qué precauciones debo tomar para prevenir la listeriorsis?

  • Evitar comer:
  1. Salchichas tipo Frankfurt y carnes preparadas compradas listas para comer. Se podrán comer si son sometidas a cocción intensa hasta el interior del producto.
  2. Quesos elaborados con leche no pasteurizada.
  3. Patés no enlatados o esterilizados.
  4. Productos de pesca ahumados que requieran refrigeración (salmón, trucha, pescados blancos, bacalao, atún o caballa). Si se podrán comer si están enlatados o esterilizados.
  5. Pescado o marisco crudo, sólo si está cocinado a temperatura mayor de 50 grados.
  6. Leche o productos derivados crudos, sólo pasteurizados.
  7. Ensaladas o vegetales comprados ya preparados y listos para comer. Sí se puede en caso de ensaladas preparadas en casa con vegetales crudos bien lavados.
  • Para evitar la contaminación de los alimentos por bacterias patógenas se deberían de seguir las siguientes recomendaciones generales: 
  1. Cocinar los alimentos crudos de origen animal (carne, pescado) a temperaturas elevadas (mayor de 50 grados) y evitar beber leche sin tratamiento térmico.
  2. Lavar cuidadosamente los alimentos que se consumen crudos (verduras, hortalizas, frutas…)
  3. Lavarse las manos después de manipular alimentos crudos y lavar los utensilios de cocina después de manipular alimentos crudos y antes de utilizarlos con alimentos ya cocinados.
  4. No mezclar en la nevera los alimentos crudos y los alimentos cocinados o listos para consumir.
  5. Limpiar a menudo la nevera.
  6. Una vez abiertos, no conservar demasiado tiempo los productos de charcutería que requieran conservación en nevera (jamón york, embutido de pavo, lengua de cerdo, gelatina…)
  7. Los restos alimenticios y los platos precocinados deben ser recalentados cuidadosamente (Temperatura mayor a 50 grados centígrados) antes de su consumo.

Marta Alonso Estomba

Matrona, CS. Arturo Eyries. Valladolid

 

REFERENCIAS:

  • Suarez mm, Bautista, Almela M. Bacteriemia por listeria monocytogenes: Analisis de 110 casos. Medicina Clínica. 2007; 129:218-21.
  • Valle L,Ocón L, Bordes A, Cuadrado J, Valls JM, García JA. Brote epidémico de listeriosis materno-fetal en Gran Canaria. Prog Obstet Gincel. 1993;36:432-4.
  • RD 2210/1995, de 28 de diciembre, por el que se crea la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica. BOE nº 21, de 24 de enero de 1996.
  • Center for Disease Control and Prevention (CDC). Listeria (listeriosis): prevention. Atlante, 2013. Disponible en: http://www.cdc.gov/listeria/prevention.html
  • Goncé A, García L, López M, Hernández S. Protocolo medicina Fetal y Perinatal. Servei de medicina maternofetal. Icgon. Hospital Clinic Barcelona. Junio 2012. Actualización Enero 2016.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *