EDUCACION SEXUAL DURANTE LA ADOLESCENCIA

Si quieres leer este post sobre educación sexual, pulsa aquí para informarte.

¿Qué es la sexualidad?

La sexualidad es un conjunto de cualidades que abarca toda nuestra persona, no sólo el componente físico, también el psicológico, afectivo, social, cultural, ético. Es algo que somos, engloba nuestro ser. Tiene que ver también con la identidad sexual, y con cómo nos sentimos por el hecho de ser hombre o mujer.

Somos seres sexuados desde antes de nacer hasta que morimos. El sexo es lo que nos distingue como hombre o mujer en función de diferencias en los caracteres secundarios femeninos y masculinos, fisiológicos y psicológicos, es lo que somos. Lo más habitual es que cuando nacemos nos miren los genitales y decidan por su aspecto si somos chico o chica. Pero a poco que nos paremos a pensarlo entenderemos que una mujer o un hombre son algo más que un pene o una vulva.

 

¿Qué otros términos pueden confundirnos?

  • Sexualidad es lo que vivimos, lo que sentimos.
  • Sexo es lo que somos.
  • Erótica es lo que hacemos. Hablar de erótica es hablar de todo el repertorio de conductas sexuales que, tanto hombres como mujeres pueden poner en práctica, tanto en su fantasía como en su vida cotidiana.
  • La orientación sexual es quién me atrae.

 

¿Qué es la educación sexual?

La educación en valores de igualdad y de respeto mutuo en las relaciones de pareja, es algo fundamental si queremos avanzar hacia una sociedad justa e igualitaria.

Nuestros jóvenes, chicos y chicas, tienen en sus manos la formación de la sociedad del futuro.

 

¿Por qué es importante la educación sexual?

Es necesario impartir en los institutos una educación sexual integral, desde una perspectiva progresiva,  trasversal y positiva, que dé respuestas a la diversidad de sexualidades existentes.

Dentro de las tareas abarcadas en la educación sexual tenemos la prevención de conductas de riesgo, tanto de embarazos no deseados, como infecciones de trasmisión sexual, el manejo correcto del preservativo y crear actitudes sexuales responsables.

 

¿Qué debemos saber?

Tenemos que hacer ver a nuestros jóvenes que la pornografía (que es en muchos casos la puerta de entrada de la educación sexual a través de los móviles conectados a internet) se vea como una ficción, no como una realidad. El orgasmo vaginal no existe para la mayoría de las chicas si no hay estimulación de clítoris a pesar de lo que veamos en las películas X, que el sexo anal no es para la primera vez, que el tamaño no define el placer, que los vídeos porno tienen múltiples cortes de edición.

Tendremos que proveerles de herramientas para que entiendan su sexualidad y empoderarles a los niños y a las niñas.

Dar formación siempre adaptada a su edad para entablar relaciones positivas, sanas e igualitarias. Importante es trabajar la autoestima: conocerse, aceptarse, expresarse, encontrarse.

 

¿Con que problemas nos encontramos?

Hay presión social y de grupo que hace que sea difícil para muchos jóvenes decidir por ellos mismos cuando iniciar las relaciones sexuales y el hecho de tener pareja o no. Recordarles que tienen derecho a tener control de su propia sexualidad.

Si creen que todavía no están preparados tienen derecho a decir que no. Si son conscientes de este derecho, se liberarán de la presión de querer ser como los demás y al final se respetarán por defender aquello que quieren y sobre todo se respetarán a sí mismos.

 

¿Cuándo tengo dudas a dónde debo dirigirme?

Aunque el primer contacto puedan ser los familiares o amigos, en el colegio o instituto pueden resolver nuestras dudas.

En los centros de salud, tanto l@s matron@s como l@s médic@s de familia pueden solucionar nuestras inquietudes y darnos consejos ya que debemos tomar como natural nuestra sexualidad.


Marta Alonso Estomba
Matrona del Centro de Salud Arturo Eyries

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

  1. Guía de sexualidad para jóvenes C.A.S.A . centro de atención sexual de Avilés.
  2. Sexualidades juveniles, pistas para educadores.  autores del texto. Ana Fernández Alonso. Iván Rotella Arregui. asociación asturiana para la educación sexual. Avilés 2004.
  3. Ni ogros ni princesas. Guía para la educación afectivo- sexual en la ESO. Adelina Lena Ordoñez. Amalia González Suarez. Consejería de salud y servicios sanitarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *