Debo hacerme una analítica… ¿Cómo me preparo?

Si tienes que hacerte una analítica de sangre dentro de poco y no quieres que esté falsamente alterada, lee este post y sigue los siguientes consejos para realizarla de forma correcta.

El Laboratorio Clínico tiene un papel muy importante dentro del Sistema de Salud: ayudar al médico en la toma de decisiones clínicas para el diagnóstico, tratamiento, pronóstico y seguimiento de las enfermedades de los pacientes. Más del 60% de las decisiones médicas están basadas en los datos del Laboratorio Clínico.

Por ello, es imprescindible que los informes emitidos por el Laboratorio sean precisos, fiables y con valores reales. Es decir, que reflejen la fisiopatología de cada persona.

Desde el Laboratorio trabajamos para conseguir la máxima calidad, ¡pero también necesitamos tu ayuda! Algunos valores de tu analítica pueden verse falsamente alterados si no se guarda el ayuno adecuado o si no se respeta la hora a la que se debe realizar la extracción de la muestra.

También es importante valorar otros factores como son los hábitos del paciente, la edad, el sexo o incluso la estación del año. Además, si tomas algún tratamiento, debes informarlo a tu médico puesto que podrían verse alterados algunos parámetros.

¡Es muy importante te prepares correctamente para tu analítica! Y si cumples las siguientes recomendaciones, ¡podrás conseguirlo!

 

  1. Realizar un ayuno adecuado:

Como norma general, se recomienda un ayuno mínimo de 8 a 12 horas previo a la extracción. Esto no es un capricho del médico ni del centro de salud: ¡ES MUY IMPORTANTE!

¿Por qué es importante? Porque, tras una comida, dependiendo del tipo que sea, se observan variaciones significativas como: aumento de glucosa, urea, triglicéridos, recuento leucocitario, etc, respecto de los valores reales.

Además, si la noche previa a mi analítica realizamos una ingesta rica en grasas (quesos, leche…), y no guardamos las horas de ayuno adecuadas, se observará lipemia en la muestra, con lo que su uso en el laboratorio  se verá limitado. No sólo se alterará el perfil lipídico, sino también la determinación de varios parámetros de mi analítica por interferencias con el método de medición. Se pueden producir interferencias que aumentan artificialmente las determinaciones de albúmina, calcio y fosfato. O bien interferencias que provocan la disminución de las concentraciones de bilirrubina, urea, proteínas totales, amilasa, CK, etc.   En este caso, lo más recomendable será repetir la analítica, esta vez cumpliendo estrictamente el ayuno.

Algunas determinaciones,  exigen una dieta especial en los días previos (5-OH-indolacético). En estos casos se proporcionará al paciente instrucciones claras.

Para las pruebas genéticas no es necesario el ayuno.

Si por el contrario, es muy prolongado el ayuno o el paciente está en estado de desnutrición, aumentarán significativamente valores de mi analítica como: urea, ácido úrico, creatinina.

Pruebas para las que es obligatorio haber realizado un ayuno de 12 horas antes de efectuar la extracción:

  • Triglicéridos, Colesterol (total, HDL, LDL)
  • Glucosa, Potasio, Ácido úrico, Hierro, Fósforo inorgánico
  • Cortisol, Insulina, Prueba de estimulación con ACTH
  • Dopamina
  • Fosfatasa alcalina

 

  1. La hora de la extracción

También es importante, puesto que algunos parámetros (el cortisol, por ejemplo) siguen ritmos circadianos. Esto quiere decir que a lo largo del día su concentración cambia. Salvo que nuestro médico nos indique lo contrario, la extracción debe realizarse a primera hora de la mañana.

 

  1. Ejercicio físico:

La recomendación general es no realizar ejercicio intenso los días previos a la extracción. Las razones son las siguientes:

Ejercicio reciente: Provoca cambios hormonales, se modifica la distribución del volumen entre los distintos compartimentos y hay pérdida de volumen por sudoración. Los parámetros afectados son: urea, ácido úrico, glucosa, bilirrubina y recuento leucocitario.

Ejercicio intenso: Aumenta CK y puede originar la excreción de leucocitos y/o hematíes en orina.

En los casos de ejercicio extremo (por ejemplo, una maratón), se verán alterados los resultados de  numerosas pruebas.

 

  1. Ingesta de alcohol:

Haremos una distinción entre ingesta aguda e ingesta crónica de alcohol.

  • Tras un consumo agudo de alcohol, se elevarán los triglicéridos y aldosterona en un alto porcentaje. Sin embargo, disminuirán falsamente los siguientes parámetros: Prolactina, ADH, cortisol.
  • En una persona que consuma alcohol habitualmente, observaremos en su analítica un aumento de: GGT, AST/GOT, adrenalina, noradrenalina, ALT/GTP, estradiol, triglicéridos, cortisol y colesterol.

 

5.   Café:

La cafeína alterará nuestra analítica. Por ejemplo, 2 tazas de café elevarán en un 40% el cortisol. Aumentará los niveles de glucosa, y el metabolismo de los lípidos.

 

  1. Tabaco:

El sólo hecho de fumar un cigarrillo una hora antes de la extracción de la muestra, puede modificar numerosas pruebas: Disminuirán falsamente los valores de la Enzima Convertidora de Angiotensina, prolactina, piridoxalfosfato. Por el contrario, aumentarán falsamente el recuento de linfocitos, monocitos, granulocitos, el CEA (marcador tumoral), fibrinógeno, cadmio, plomo.

Si el paciente es gran fumador, la analítica reflejará alteraciones en recuento de leucocitos, lipoproteínas, actividad de enzimas,  hormonas, vitaminas, marcadores tumorales y metales pesados.

 

  1. Fármacos: 

Un fármaco tan común como es el Omeprazol, podría alterar algunos valores de nuestra analítica, por ejemplo, elevando la Cromogranina A. Por tanto es muy importante indicar al médico si seguimos algún tratamiento.

 

8.   Tiempo de aplicación del torniquete

Por último, un pequeño consejo para el enfermero/a que nos toma las muestras. Si se mantiene más tiempo de lo recomendable (1-2 minutos) puede producirse una hemoconcentración, con el consiguiente aumento de colesterol, hierro, bilirrubina, AST/GOT, la liberación de agentes procoagulantes, agregación plaquetaria y la consiguiente modificación de los tiempos de coagulación, además de un aumento de pH. Para la determinación del lactato, no debería aplicarse torniquete. Para evitar una estasis venosa prolongada, el operador quitará el torniquete tan pronto obtenga un flujo de sangre adecuado, y siempre quitará el torniquete antes de sacar la aguja.

La recomendación general es realizar la extracción en un ambiente relajado y tras unos minutos de reposo siempre que sea posible.

 

9.   Factores de cada persona:

 

Además de éstos, hay otros factores que influyen en los resultados de nuestra analítica, pero que no podemos modificar: la edad, el sexo, factores geográficos y étnicos, peso corporal, embarazo y estrés. Son factores inherentes a cada persona, con los que ya cuenta nuestro médico a la hora de interpretar la analítica.

Los valores de referencia del laboratorio están establecidos e indicados adecuadamente según los datos demográficos, sexo y edad, pero hay que tener en cuenta que están establecidos generalmente para población caucásica.

 

Si seguimos estas recomendaciones, nuestra analítica reflejará valores reales de nuestro estado de salud.

 


Sofía Amelia Pérez Zaragoza

Residente de 4 año de Análisis Clínicos en Río Hortega de Valladolid

 

REFERENCIAS:

  • TIETZ Fundamentals of Clinical Chemistry and Molecular Diagnostics. Carl A. Burtis, David E. Bruns, 2014
  • La clínica y el laboratorio. Prieto Valtueña & Yuste, 2015

 

Revisado: septiembre 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *