Angina de pecho

“Dr. me duele el pecho”, es una queja frecuente en nuestras consultas de Atención Primaria. Por ello, hoy trataremos en este post qué es la angina de pecho y cómo reconocer sus síntomas.

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en España, y el dolor torácico su principal forma de manifestación, por lo que es normal la preocupación del paciente ante esta eventualidad.

Durante este post repasaremos las causas de la angina de pecho, aprenderemos a diferenciar entre los tipos de dolor torácico, subrayaremos los principales criterios de alarma y explicaremos brevemente el manejo de esta patología.

¿Cual es la causa de la angina de pecho?

La causa de la angina es la isquemia cardiaca, que no es más que un disbalance entre las necesidades metabólicas del músculo cardiaco y y el aporte de oxígeno por las arterias coronarias.

En este sentido la causa más importante es la limitación del aporte de oxígeno por la progresiva obstrucción de las arterias coronarias (ATEROESCLEROSIS), que limita el aporte de oxígeno al músculo cardiaco. A nadie le extrañará por tanto, que los principales factores de riesgo cardiovascular (hipertensión arterial, tabaquismo, dislipemia, diabetes mellitus, obesidad) favorezcan la aparición de la angina de pecho.

Por supuesto, existen otras causas que pueden provocar angina de pecho por sí mismas o asociadas a cierto grado de obstrucción de las arterias coronarias. Las necesidades metabólicas del músculo cardiaco aumentan con la actividad física y disminuyen con el reposo, de ahí que típicamente la angina de pecho aparezca con el esfuerzo, y que cualquier situación que acelere el corazón (como una taquicardia por ejemplo) puede provocar angina de pecho. Otra situación es la anemia, dónde el aporte de oxígeno al músculo cardiaco se ve limitado por la disminución de su presencia en la sangre.

¿ Cómo es el dolor de la angina?

El diagnóstico de la angina de pecho es un diagnóstico clínico, es decir, se establece en base a los síntomas que el propio paciente cuenta al médico. En este sentido, existen una serie de características que definen el dolor torácico típico y que se recogen en la tabla.

Sin embargo, como en todo hay excepciones, y en algunos casos la forma de presentación de la enfermedad coronaria no es mediante angina típica. Las manifestaciones atípicas son más frecuentes en mujeres y en ancianos.

 

Características dolor Tipo de Dolor Diagnóstico
1. Disconfort u opresión retroesternal que se puede irradiar a hombros, espalda o mandíbula.

2. Desencadenante: Esfuerzo o Estrés emocional

3. Alivio: Reposo o nitratos. En 5-10 minutos

ANGINA TÍPICA (3/3)

 

Definitivo
ANGINA ATÍPICA (2/3) Probable
DOLOR TORÁCICO

NO ANGINOSO

Buscar otras causas

¿ Cuales son los criterios de alarma?

A menudo los pacientes que presentan angina de pecho presentan una situación clínica estable. Sin embargo, existen una serie de criterios de alarma que requieren una atención hospitalaria. Estos criterios son:

  • Angina típica de menos de 1 mes de evolución. Al ser de reciente aparición no sabemos como va a evolucionar.
  • Angina típica que va progresando. Mayor intensidad o menor esfuerzo como desencadenante o que aparece en reposo. Los datos de progresión aumentan el riesgo de infarto de miocardio
  • Angina típica que aparece en cualquier momento, que no desaparece e incluso progresa a mayor intensidad asociando naúseas, sudoración fría y mal estar general. Sugiere infarto de miocardio.

¿ Como se maneja la angina de pecho?

Ante un paciente con sospecha de angina de pecho sin criterios de alarma, lo primero es establecer el diagnóstico , evitar la progresión de la enfermedad y posteriormente realizar una estratificación pronóstica para decidir  la actitud.

  1. DIAGNÓSTICO: para confirmar el diagnóstico basta que la angina cumpla las tres características de la angina típica o bien, en aquellos pacientes con angina atípica, que aparezcan alteraciones en las pruebas de provocación (test de esfuerzo).
  2. PREVENCIÓN(evitar la progresión de la enfermedad). Consiste en el control estricto de los factores de riesgo cardiovascular (tensión arterial, colesterol, azúcar, peso y tabaco), iniciándose además la medicación con ácido acetil salicílico para la prevención de infarto de miocardio.
  3. PRONÓSTICO: se establece en base a la clínica del paciente (síntomas limitantes o criterios de alarma) y al resultado de las pruebas de provocación de isquemia realizadas. En función de riesgo establecido se puede optar por dos estrategias:
    • Estrategia conservadora: generalmente para pacientes de bajo riesgo, consiste en iniciar medicación para el control de los síntomas.
    • Estrategia invasiva: generalmente en pacientes de alto riesgo, se opta por la realización de un cateterismo cardiaco con el objetivo de ver el grado de afectación y reparar las arterias coronarias.

En cualquier caso recuerda, siempre es mejor PREVENIR que curar, y lo importante es cuidar la Salud Cardiovascular.

 


Pablo Elpidio García Granja
Médico Residente de Cardiología, Hospital Clínico Universitario, Valladolid

REFERENCIAS

  • Montalescot G, Sechtem U, Achenbach s et al. 2013 ESC guidelines on the management of stable coronary artery disease. The Task Force on the management of stable coronary artery disease of the European Society of Cardiology. Eur Heart J 2013; 34: 2949 – 3003.

 

Revisado: agosto 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *