Protección ocular contra el Sol

gafas-de-sol

 

¿Por qué es recomendable llevar gafas de sol?

La luz solar tiene rayos ultravioleta (UV) que pueden causar daño ocular a varios niveles pudiendo afectar a la piel de los párpados (carcinoma basocelular y carcinoma de células escamosas), la córnea (fotoqueratitis, queratopatía climática en gotas y pterigion) y el cristalino (catarata cortical). En cuanto a la retina, parece estar más afectada por la luz azul del espectro visible que por la radiación UV.

¿Qué son los rayos UV?

Los rayos UV son un tipo de energía invisible emitida por el sol. Se denominan así porque se sitúan más allá de la luz violeta visible en el espectro electromagnético. La luz UV se divide en tres tipos diferentes: UVA, UVB y UVC.

  • Los rayos UVA tienen longitudes de onda más largas y pasan a través del vidrio fácilmente. Estos rayos son los que provocan el envejecimiento prematuro de las células en los tejidos del cuerpo.
  • Los rayos UVB son los más peligrosos, por lo que las gafas de sol y el protector solar son una necesidad. La exposición prolongada a este espectro de los rayos UV provoca quemaduras en los tejidos a nivel general. No atraviesan el vidrio.
  • Los rayos UVC no llegan a la Tierra debido a que son bloqueados por la atmósfera.

¿En qué condiciones los rayos UV afectan a los ojos?

 La mayoría de la gente piensa que están en riesgo sólo cuando están al aire libre en un día soleado, pero la luz UV puede atravesar las nubes, por lo que no importa si el cielo está nublado. Los rayos del sol son más fuertes de las 10:00 a las 14:00. El deslumbramiento y los reflejos también pueden dar problemas, así que en verano conviene llevar gafas de sol si vamos a la playa o vamos a conducir (los parabrisas son una fuente importante de deslumbramiento), y en invierno si tenemos pensado ir a la nieve.

¿Qué hay que tener en cuenta al elegir gafas de sol?

Hay que exigir gafas de sol que protejan del 99% al 100% de los rayos UVA y UVB (filtro ultravioleta). Esto incluye las etiquetadas como UV 400, que bloquean todos los rayos de luz con longitudes de onda de hasta 400 nanómetros y por tanto cubre todos los rayos UVA y UVB.

Otra etiqueta de las gafas de sol a tener en cuenta es la categoría de filtro de color, es decir, de la luz en el espectro visible. Es el filtro que evita el deslumbramiento. Viene definido por un número de 0 a 4, siendo 0 el más claro y 4 el más oscuro, independientemente del color de la lente. A mayor categoría, menor transmisión de luz y deslumbramiento, pero NO supone una mayor protección contra la radiación UV (espectro invisible). Las gafas más utilizadas son las de categoría 3, ya que son las indicadas para días soleados y son aptas para la conducción.

 ¿Necesito unas gafas de sol de protección UV si mis lentes son muy oscuras?

Sí. De hecho las lentes oscuras inducen dilatación de las pupilas al dejar pasar menos luz visible. Si la lente no tiene buen filtro UV, por oscura que sea la gafa, lo único que vamos a conseguir es que la radiación UV llegue con más facilidad al interior de nuestro ojo por la dilatación pupilar. Esto supone un mayor riesgo de daño ocular por radiación UV.

¿Qué tipos de lentes hay?

  • Existen cristales bloqueadores de luz azul, que por lo general tienen color ámbar. Como se ha comentado al principio, existe cierta evidencia de que la luz azul es perjudicial, y podría aumentar el riesgo de daño en la retina a causa de enfermedades como la degeneración macular. Estas lentes son muy populares entre los esquiadores, los cazadores, los navegantes y pilotos que las utilizan para aumentar el contraste.
  • Las lentes polarizadas y con revestimiento antirreflectante reducen el deslumbramiento causado por los reflejos. Las lentes polarizadas en particular, son populares entre aquellos que practican deportes de agua y nieve. Los revestimientos anti-reflejo reducen el deslumbramiento por la luz reflejada en la superficie posterior de los cristales.
  • Las gafas de sol con recubrimiento de espejo limitan la cantidad de luz que entra en los ojos, por lo que son más cómodas. Disponen de un revestimiento altamente reflectante aplicado a la superficie frontal de las lentes para reducir la cantidad de luz que entra en el ojo. Esto las hace especialmente beneficiosas para las actividades en condiciones con muchos brillos, como esquiar en la nieve en un día soleado. Existe gran cantidad de opciones en cuanto al color del espejo. La elección del color es una decisión puramente estética. El color de la capa de espejo no influye en la percepción de los colores. Es el color de la lente tintada bajo el espejo lo que determina cómo las gafas de sol afectan a la percepción de los colores.
  • Las lentes de gradiente están tintadas de arriba hacia abajo, de modo que la parte superior de la lente es más oscura. Estas lentes son buenas para la conducción, ya que protegen a los ojos de la luz solar por encima y permiten ver con claridad el cuadro de instrumentos por la parte inferior. El gradiente doble se refiere a lentes que también han sido tintadas de abajo hacia arriba: Las partes superior e inferior son más oscuras y el medio tiene un tinte más claro. Las lentes de gradiente doble son una gran opción si desea que las gafas de sol no sean demasiado oscuras pero sí capaces de proteger a los ojos tanto contra la luz brillante del sol, como contra la reflejada por la arena, el agua y otras superficies reflectantes.
  • Las lentes fotosensibles o fotocromáticas ajustan su nivel de oscuridad dependiendo de la cantidad de luz UV que a la que están expuestas.

¿Qué color de la lente es mejor?

El color de la lente es una elección personal y no afecta a la calidad de las de gafas de sol en cuanto a la protección contra la radiación UV. El gris y el marrón son muy populares porque apenas distorsionan la percepción del color. Los atletas a menudo prefieren otros tintes por sus propiedades de mejora del contraste. Por ejemplo, las lentes amarillas son muy populares entre los esquiadores porque funcionan bien en condiciones de poca luz, reducen la turbidez y aumentan el contraste de una imagen más nítida.

¿Las gafas de sol más caras son de mejor calidad?

No necesariamente. Se puede obtener un buen par por menos de 20 euros. Sólo hay que asegurarse de que las lentes proporcionen una protección adecuada contra la luz UV y estén libres de distorsiones.  Hay que tener en cuenta que unas gafas de sol, aparte de ser un elemento de protección ocular, tienen un valor estético añadido. Por tanto, su precio variará en función del diseño y la marca, como cualquier otro complemento o prenda de vestir.

Llevo gafas. ¿Qué opciones tengo?

Pueden comprarse unas gafas de sol graduadas o unas gafas fotocromáticas que se ajusten al nivel de radiación UV. Una opción más económica son las lentes de quita y pon, que pueden comprarse al mismo tiempo que las gafas para adaptarlas perfectamente a la montura.

¿Es conveniente tener unas gafas de sol específicas para practicar deporte?

Sí. Las gafas deportivas en general tienden a ser más seguras que las gafas de sol regulares porque las lentes y las monturas están hechas de materiales resistentes y pueden aportar beneficio como gafa de protección. En la práctica del ciclismo, por ejemplo, evitan la entrada de insectos y otros cuerpos extraños en el ojo. Además las lentes de determinados colores pueden mejorar la visión en la práctica de ciertos deportes de manera específica.

 


Yago Varela Conde

Médico residente, Oftalmología, Hospital Rio Hortega, Valladolid

 

REFERENCIAS

  • Yam, J. C., & Kwok, A. K. (2014). Ultraviolet light and ocular diseases. International ophthalmology34(2), 383-400.
  • World Health Organization. (1994). The effects of solar UV radiation on the eye: report of an informal consultation, Geneva, 30 August-3 September 1993.
  • Sliney, D. H. (2001). Photoprotection of the eye–UV radiation and sunglasses. Journal of Photochemistry and Photobiology B: Biology64(2), 166-175.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *