Protección solar

proteccion solar

Recibir el sol sobre nuestra piel es una sensación agradable, pero hay que concienciarse de que se deben tomar precauciones ante la exposición de los rayos solares. La mayor parte de la exposición solar se recibe durante los primeros 18 años. Los niños dedican más tiempo a actividades al aire libre que la mayoría de los adultos, especialmente en verano.

¿Qué efectos tiene sobre nuestro cuerpo la exposición solar?

 La exposición solar es imprescindible para nuestro cuerpo ya que tiene efectos beneficiosos necesarios para la vida (fortalece los huesos y los dientes al permitir la producción de vitamina D y mejorar la absorción de calcio y fosforo, e incluso es beneficioso para la piel sobre todo en problemas de acné o psoriasis ya que mejora las lesiones dermatológicas). Pero también es necesario saber que hay riesgos con la exposición solar, sobre todo si no tomamos las medidas oportunas o lo hacemos en exceso.

¿Cuál es la duración recomendada de una exposición solar beneficiosa?

 Con solo 5 o 10 minutos de exposición al sol, dos o tres veces por semana, recargaremos los depósitos de vitamina D de nuestro cuerpo. Es beneficiosa cualquier exposición solar simplemente con salir a la calle y que la exposición directa no sobrepase los 30 minutos.

 ¿Es perjudicial la exposición solar en exceso?

 Sí, nuestra piel recuerda cada quemadura, bronceado o efecto en general de la radiación solar recibida hasta el momento actual de nuestras vidas.

¿Por qué hay que protegerse del sol si vamos a estar expuestos?

Los rayos ultravioletas han resultado ser el factor más importante en el desarrollo del cáncer de piel. Hoy no hay duda de que los rayos UVB son los responsables principales de quemaduras solares, bronceado y otros tipos de daño cutáneo (incluido el cáncer de piel). Los rayos UVA, no obstante, también son responsables del daño cutáneo, aunque no tanto como lo son los UVB.

 ¿Qué riesgo existe si tenemos un abuso de exposición al sol?

El sol es la causa principal del cáncer de piel. Las quemaduras solares, el bronceado y las pecas, son todos ellos, distintos signos resultantes del daño solar a la piel. El efecto acumulado año tras año, causado por quemaduras solares frecuentes y exposición solar excesiva, es responsable, no solo de favorecer la aparición de cáncer de piel, sino también de la aparición de arrugas y del envejecimiento cutáneo precoz, así como de la aparición de cataratas en los ojos.

¿Cómo podemos protegernos del sol? ¿Cuáles son los mejores métodos de fotoprotección?

 La protección contra el sol, más económica y efectiva, es mantenerse a la sombra y evitar la exposición directa a los rayos solares. Es necesario buscar sombras y utilizar sombrilla.

  • No se deben realizar exposiciones prolongadas al sol y menos si es directa.
  • Las horas centrales del día deben evitarse. Los rayos solares tienen más fuerzas entre las 10 horas a.m y las 4 p.m del horario solar (Aproximadamente entre las 11 y las 17 hs del horario de verano peninsular)
  • Usaremos filtros solares siguiendo las normas.
  • Aparte de esto, se deben usar ropas, gorros y gafas adecuados

¿Qué debo saber sobre los fotoprotectores o filtros solares?

Cuando se utilicen protectores solares éstos deben ser de “amplio espectro”. Esto significa que bloquean, tanto los rayos UVA, como los UVB.

La efectividad de los protectores solares depende de su aplicación correcta (Se deben aplicar 30 minutos antes de salir de casa, no actúan inmediatamente, por lo tanto no es correcta la exposición al sol hasta 20 minutos después de haberle aplicado el protector) y la frecuencia de renovación habitual de los protectores solares es cada 2 horas, sin embargo, si se baña frecuentemente o se dedica a jugar en el agua, la renovación debería ser con intervalos más frecuentes.

La sombra protege de los rayos directos del sol, pero de todos modos hay que protegerse de la radiación difusa. Y es necesario aplicarlo incluso en días nublados.

¿Qué factores tengo que tener en cuenta al elegir el fotoprotector?

  • Fototipo: viene determinado por las características de la pigmentación de la piel, los ojos, el cabello, y la capacidad para adquirir un bronceado. De él depende la sensibilidad de las personas a la radiación ultravioleta y formación de eritema solar (enrojecimiento).
  • Tipos de piel: normal, seca, grasa, tendencia acneica.
  • A quién va dirigido: niños, adultos…
  • Zona de aplicación: cuerpo, cara, calva…
  • Índice ultravioleta (UVI): es la estimación promediada de la radiación ultravioleta B solar máxima, en la superficie de la tierra a la hora del mediodía. El UVI depende de la estación, el mes y el día de la exposición solar. Esta información se ofrece en Prensa y en Televisión, en ciertos diarios y cadenas durante los meses de verano. Se divide en radiación UV baja (valores 1 a 3), radiación media (valores 4 a 6), radiación alta (valores 7 a 9) y radiación extrema (superiores a 10).
  • Otros factores a tener en cuenta: • Hora del día La intensidad de radiación solar es máxima entre las 12 h., y las 16 h., (oficiales).
  • Altitud El riesgo de quemaduras se incrementa con la altura. Cada 300 m, aumenta un 4% el poder eritemático de las radiaciones ultravioletas.
  • Lugar geográfico La radiación solar es más intensa cerca del Ecuador puesto que incide verticalmente sobre la tierra.
  • Estación del año En verano la radiación solar nos llega con toda su energía.
  • Agua, nieve, arena La nieve (80%), la arena (25%) y el agua o la hierba (10%) reflejan las radiaciones haciendo que se sumen sus efectos al incidir directamente sobre la piel.

¿Qué fototipo tengo?

En la población existen diferentes fototipos individuales de cada persona, lo que hace que no seamos iguales frente al sol.

FOTOTIPO I II III IV
SE BRONCEA NUNCA A VECES SIEMPRE SIEMPRE
SE QUEMA SIEMPRE A VECES RARA VEZ NUNCA
COLOR PELO PELIRROJO RUBIO CASTAÑO NEGRO
COLOR OJOS AZUL AZUL/VERDE GRIS/MARRÓN MARRÓN

¿Qué factor de protección debo elegir según mi piel?

El factor de protección debe elegirse en función del fototipo de piel y del índice de radiación ultravioleta (UV) previsto en la exposición.

Radiación UV


FOTOTIPO I

FOTOTIPO II FOTOTIPO III

FOTOTIPO IV

Baja (valores 1 a 3) 15-20 15-20 15-20 15-20
Media (valores 4 a 6) 30-50 30-50 15-20 15-20
Alta (valores 7 a 9) 50+ 30-50 15-25 15-20
Extrema (superiores a 10) 50+ 50+ 30-50 15-20

Use siempre protectores solares con un FPS (= Factor de Protección Solar) de 15, o más elevado. En niños pequeños conviene usar un FPS de 30 o más. Cuanto más elevado el FPS, más protección proporciona.

Pero usar filtros y cremas solares puede crear una sensación equivocada de seguridad. Esto tiene como consecuencia una conducta de mayor exposición solar. Es un error pensar que el uso de protectores solares nos permite estar más tiempo tumbados bajo el sol.

A continuación, les dejamos un vídeo sobre los efectos de la radiación ultravioleta del sol en nuestra piel.

 


María Hernández Carrasco
Médico residente, MFyC, C.S. Arturo Eyries, Valladolid

REFERENCIAS:

  • Bernabéu A. La necesaria fotoprotección. Offarm Mayo 2007; 26(5):51-56.
  • Recomendación de la Comision de 22 de Septiembre de 2006 relativa a la eficacia de los productos de protección solar y a las declaraciones sobre los mismos. Diario Oficial de la unión Europea. L. 265/39. (26 de Septiembre de 2006)
  • Esteva E. Fotoprotección. Offarm Mayo 2004; 23(5):70-76.
  • MA, Nghiem OP, Fitzpatrick TB. Efectos agudos y crónicos de la exposición al sol. En: Freedberg IM, Eisen AZ, editores. Dermatología en medicina general. 5ª ed. Buenos Aires Panamericana; 2001. P. 1686-996.

 

Revisado: Junio 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *