Deshabituación tabáquica

deshabituación

Ya os hemos contado los efectos que el tabaco puede tener en la salud, tanto a corto plazo como a largo plazo. El tabaco es la principal causa de enfermedades y muertes evitables a nivel mundial. El daño que hace el tabaco es irreversible, pero dejar de fumar ayuda a que los daños no sean mayores y reduce el riesgo de determinadas enfermedades cardiológicas, oncológicas y respiratorias. Desde aquí vamos a intentar explicaros cómo es el proceso de dejar de fumar, en qué consiste y donde podéis solicitar ayuda para dejar de fumar.

DEFINICIONES

Es importante conocer las siguientes definiciones para que sepamos a qué grupo pertenecemos:

  • Fumador: Es la persona que ha fumado por lo menos un cigarrillo diario en el último mes.
  • Fumador pasivo: Es la persona que no fuma, pero que respira el humo de tabaco ajeno.
  • Ex Fumador: Es la persona que habiendo sido fumador se ha mantenido en abstinencia al menos durante 1 año.
  • No Fumador: Es la persona que nunca ha fumado o ha fumado menos de 100 cigarrillos en toda su vida.

QUIERO DEJAR DE FUMAR, ¿QUÉ PUEDO HACER?

El proceso de dejar de fumar es duro. Puede que necesites ayuda. Hay que tener fundamentalmente fuerza de voluntad. Nadie va a dejar de fumar por ti, debes hacerlo tú mismo.

Si necesitas ayuda, puedes acudir a tu centro de salud y hablar con tu médico.

FASES DE ABANDONO DE CONSUMO DEL TABACO

La gran mayoría de los fumadores dejan de serlo después de atravesar un proceso en el que se han descrito varias fases. Cuando vayas a tu médico, lo primero que intentará será detectar en qué fase te encuentras. Son 4 fases:

  • Fase de precontemplación: en esta fase están los que no quieren dejar de fumar en los próximos 6 meses, ni se lo plantean.
  • Fase de contemplación: En esta fase está los fumadores que se plantean dejar de fumar en los próximos 6 meses. Muchas veces son fumadores que han intentado en otras ocasiones dejar de fumar pero que no lo han conseguido de manera definitiva.
  • Fase de preparación: Son fumadores que están dispuestos a hacer un serio intento de abandono. Son capaces de elegir un día para dejar de fumar en el transcurso del próximo mes.
  • Fase de acción: Hablamos de que un fumador está en fase de acción cuando está haciendo un intento de abandono y lleva sin fumar menos de seis meses. Es esta fase las posibilidades de recaída todavía son frecuentes.
  • Fase de mantenimiento: Si un fumador en su intento por dejar de fumar alcanza los 6 meses, hablamos de fase de mantenimiento.  Las posibilidades de recaída disminuyen drásticamente aunque siguen estando ahí.
  • Ex-fumador es aquel que alcanza los 12 meses sin fumar.

SI PIDO AYUDA A MI MÉDICO PARA DEJAR DE FUMAR, ¿CÓMO ME VA A AYUDAR?

En la primera visita que fijéis para tratar tu problema de adicción a la nicotina, el médico te explicará qué beneficios te va aportar el dejar de fumar, sobre todo los más inmediatos.

Te va a pedir que le hagas un diario del tabaco para que lo analicéis juntos en la próxima visita. El diario consiste en que elijas 2 días de diario y uno festivo o de fin de semana y apuntes todos los cigarrillos que fumas ese día, la hora a la que lo fumas, qué estás haciendo cuando lo fumas y si crees que lo fumar por placer o por necesidad. Gracias a este diario, te pararás a pensar y reflexionar cada cigarrillo, a racionalizar si realmente puedes evitarlo y a que te des cuenta y tomes conciencia de cada cigarrillo que fumas. Muchas veces el acto de encender el cigarrillo y fumarlo es automático, así conseguirás desautomatizarlo. El diario nos sirve también para decidir los cigarrillos que vamos a quitar primero. Lo ideal es quitar primero lo que son por placer.

Además, deberás traer una lista de los pros que encuentras a dejar de fumar y tus motivos para dejar de fumar. En esos motivos os apoyaréis en los momentos de debilidad para lograr seguir adelante.

Deberás ir pensando un día próximo para dejar de fumar, mejor si es significativo para ti. Lo ideal es que sea en los siguientes 15 días.

¿PUEDO NECESITAR QUE ME HAGAN ALGUNA PRUEBA?

Sí. Tu médico te va a realizar 2 test y te va a mandar hacer una espirometría si no la tienes hecha. Si tienes sobrepeso, te pesará y a lo largo del proceso habrá que ir controlando el peso.

A continuación te explicamos los test que deberás hacer, puedes realizarlos on line. Hacer estos test te puede ayudar a decidirte a dejar de fumar, si no lo has pensado ya.

Test de Richmond: el test de Richmond nos sirve para valorar el grado de motivación que tienes para dejar de fumar. Cuanto más alta sea la motivación, mayor es la probabilidad de éxito. Te invitamos a hacer el test en casa. Puedes imprimirlo desde aquí o hacerlo online.

Test de Fageström: este test nos ayuda a valorar el grado de dependencia física que tienes de la nicotina. Es importante para decidir si para abandonar el hábito tabáquico vas a necesitar medicación o nos va a suficiente con tu fuerza de voluntad. Si el resultado es 7 o mayor, lo más probable es que para evitar el fracaso precises ayuda de medicación para dejar la nicotina. Podéis imprimir el test para realizarlo en casa  o realizarlo online.

Por último, puede ser necesaria una espirometría. La espirometría es una prueba inocua. Ese día, no debes fumar. Consiste en coger aire y cuando te digan, soltar el aire fuerte, rápido y de manera continuada por la boquilla. Luego te darán un inhalador y repetirán la prueba al cabo de unos minutos. Con esta prueba valoramos diferentes aspectos de la capacidad pulmonar. Además podemos ver si el tabaco ya te ha afectado a la capacidad pulmonar y bronquios, o aún no.

Podéis ver cómo se hace una espirometría pinchando en este enlace.

PRÓXIMAS VISITAS:

Tu médico te citará cada cierto tiempo e irá distanciando las visitas poco a poco pero el seguimiento ha de hacerse durante un año entero, ya que hasta que no se completa el año, no se considera que uno ha dejado de fumar.

En cada visita hablareis de las dificultades que puedas haber tenido y buscareis posibles ideas para que si vuelve a darse la situación en el futuro, puedas evitar fumar. Deberás reconocer cualquier cigarrillo que hayas fumado, no pasa nada, es normal recaer. Pero debéis saberlo los 2 para buscar soluciones en el futuro. Si uno se tropieza y se cae, debe levantarse y seguir caminando aunque llegue más tarde a la meta.

ME DA MIEDO EL SÍNDROME DE ABSTINENCIA. ¿QUÉ ES? ¿CUÁNTO DURA?

El síndrome de abstinencia es el conjunto de síntomas con los que el organismo responde ante la falta de administración de nicotina, bien por el cese brusco en el consumo o por una disminución importante de la dosis administrada.

Los primeros síntomas empiezan a las 6-12 horas de interrumpir el consumo, alcanzando su máxima intensidad en 24-48 horas. Puede durar hasta 3-4 semanas y en un elevado porcentaje de fumadores, hasta 2-4 meses.

Algunos síntomas de los que podemos notar son el craving (necesidad imperiosa de fumar), falta de concentración, alteraciones en el sueño, depresión, ansiedad, mareo, aumento de apetito o irritabilidad. Debemos saber que todo ello es por la abstinencia y desaparecerá. Si necesitamos ayuda para controlar algún síntoma, nuestro médico nos la dará.


Marta Cano Pazos
Médico de Familia, médico de área en Segovia

REFERENCIAS

Revisado: diciembre 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *