Diabetes tipo 1

diabetes-tipo-1

Continuando con el tema de la diabetes, a lo largo de este post vamos a intentar acercaros a conocer la diabetes tipo 1.

La diabetes tipo 1 es una de las enfermedades endocrinas más frecuentes en la infancia. El número de niños que desarrolla este tipo de diabetes aumenta rápidamente cada año, especialmente entre los niños más pequeños. La diabetes mellitus tipo 1 suele debutar en el niño o adultos jóvenes, pero podría debutar a cualquier edad.

¿Qué es la diabetes tipo 1?

Es una enfermedad endocrina crónica, es decir, no tiene cura.

Lo que ocurre es que las células β del páncreas, encargadas de producir la insulina, se destruyen. Al destruirse estas células, el páncreas no se produce suficiente insulina. Cómo consecuencia, la glucosa que hay en la sangre no puede pasar al interior de las células para que estas obtengan energía. Esto genera un aumento de glucosa en la sangre (hiperglucemia).

Para ver qué es la insulina y cómo funciona puedes pinchar en el siguiente link.

¿Qué tipo de diabetes tipo 1 hay?

Hay 2 tipos de diabetes mellitus tipo 1: tipo 1A y tipo 1B o autoinmune.

Diabetes mellitus tipo 1A: es de tipo autoinmune. El propio sistema inmune produce unas células (linfocitos T) que atacan de manera selectiva a las células β del páncreas destruyéndolas. Cuando se han destruido ya muchas de estas células, los niveles de insulina que libera el páncreas empiezan a ser muy bajos. Es en ese momento cuando aparece la clínica y se puede hacer el diagnóstico.

Existe una diabetes tipo 1 autoinmune que se diagnostica en personas de más de 35-40 años. Generalmente tiene una clínica menos llamativa y pueden no precisar insulina como tratamiento inicial pero al final, precisarán de ella. Esta diabetes la conocemos como diabetes tipo LADA (Latent Autoimmune Diabetes of the Adult).

No se sabe la causa exacta de este tipo de diabetes. Se ha visto que aparece por la suma de factores ambientales y una susceptibilidad genética. No es algo que se herede. Si en tu familia hay alguien con diabetes mellitus tipo 1, lo único que ocurre es que tendrás más posibilidades de desarrollarla si se combinan muchos otros factores.

Diabetes mellitus tipo 1B o idiopática: es un tipo de diabetes en la que hay baja producción de los niveles de insulina por parte de las células β del páncreas pero no se han encontrado datos de autoinmunidad.

¿Qué síntomas puedo notar?

La diabetes tipo 1 puede dar síntomas que pasen desapercibidos pero no es infrecuente que debute de forma brusca con síntomas de gravedad.

Los síntomas que pueden aparecer son como los de la diabetes tipo 2:

  • Sed excesiva (polidipsia)
  • Orinar frecuentemente (poliuria) y las orinas son muy abundantes.
  • Aumento de apetito (polifagia)
  • Pérdida de peso pese a comer bien.
  • Astenia: a menudo se siente cansado porque el cuerpo no pueden convertir la glucosa en energía adecuadamente.

Cuando estos síntomas pasan desapercibidos y no hacemos un diagnóstico que nos permita hacer el tratamiento, puede aparecer una de las complicaciones de la diabetes, la cetoacidosis diabética. Empiezan a producirse cuerpo cetónicos que van en aumento en la sangre y pueden causar dolores de estómago, nauseas, vómitos, mal aliento, problemas de respiración e incluso pérdida de conciencia.

¿Cómo puedo saber si tengo diabetes tipo 1? ¿Me tienen que hacer alguna prueba para diagnosticarme?

Ante la sospecha por los síntomas de una posible diabetes, tu médico intentará hacer el diagnóstico de la misma manera que en el diabético tipo 2.

¿Qué tratamiento me pondrán si tengo diabetes mellitus tipo 1?

Todo diabético tipo 1 deberá usar como tratamiento insulina desde el momento del diagnóstico, durante el resto de su vida. Es una enfermedad que no tiene cura y no se puede prevenir.

¿Puedo llevar una vida normal?

Esta enfermedad suele debutar en niños o adolescentes. Desde que se hace el diagnóstico hay que enseñarles a conocer y controlar su enfermedad. Es importante que sepan controlar sus niveles de glucosa. Algunos hábitos de vida que deben adquirir son:

  • Hacerse controles de azúcar en sangre varias veces al día.
  • Administrarse inyecciones de insulina o usar una bomba de insulina.
  • Prestar especial atención a la dieta y los horarios de las comidas.
  • Hacer ejercicio con regularidad para controlar los niveles de azúcar en sangre.

 

Marta Cano Pazos
Médico de Familia, C. S. Puebla de Sanabria, Zamora

REFERENCIAS:

  • Bach JF. Insulin-dependent diabetes mellitus as an autoimmune disease. Endocr Rev 1994;15:516-42. Medline

 

Revisado:Noviembre 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *