El Helicobacter pylori

helicobacter

Helicobacter pylori es una bacteria que asienta en la mucosa del estómago humano. Se estima que hasta un 60% de la población mundial podría estar infectada y la mayoría no presentarán síntomas. En ocasiones puede ser conveniente erradicarla, puesto que este microorganismo está presente en un alto porcentaje de pacientes con gastritis crónica, úlcera y otras dolencias digestivas.

¿Cómo se contrae?

La infección se adquiere habitualmente en la infancia y se cree se transmite por alimentos o aguas contaminadas.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes?

  • Dolor abdominal: especialmente a nivel epigástrico (“boca del estómago”) y/o periumbilical (alrededor del ombligo).
  • Falta de apetito o por el contrario sensación de hambre tras la ingesta.
  • Dispepsia (malas digestiones).
  • Pérdida de peso.
  • Náuseas y vómitos.
  • Si provoca lesiones en la mucosa: anemia, heces oscuras…
  • Se ha relacionado con la aparición de aftas bucales (lesiones de la mucosa oral)

¿Cómo se diagnostica?

Existen dos tipos de test para el diagnóstico de Helicobacter pylori

1) Test no invasivos:

1.1. Test de la urea en el aliento: Debe acudir en ayunas de 8 horas. Primero soplará en un contendor de muestras que se cerrará rápidamente. Tras esto, se le dará a tomar una solución (urea con C13) y se le hará permanecer acostado sobre su lado izquierdo unos minutos, tras 20 minutos se recogerá una segunda muestra soplando en el contendor.

1.2. Test del antígeno en heces: Deberá remitir una muestra de heces del tamaño de una nuez en un contendor apropiado.

1.3. Pruebas serológicas: Se le realizará una analítica sanguínea.

2) Test invasivos: Solo se llevarán a cabo en los pacientes en los que sea necesaria la realización de gastroscopia (visualización directa del aparato digestivo alto introduciendo un tubo de fibra óptica flexible). Se extraerá biopsia (tejido de la mucosa del estómago y duodeno, o de los bordes ulcerosos de existir úlcera) y sobre esta se hará test de la ureasa, cultivo o histología.

Se deben retirar los Inhibidores de la Bomba de Protones (IBP) (omeprazol, esomeprazol, rabeprazol, lansoprazol, pantoprazol…) al menos dos semanas antes de cualquier prueba diagnóstica y no haber tomado antibióticos en al menos las 4 semanas previas, para evitar así falsos negativos (prueba negativa cuando en realidad existe colonización por Helicobacter pylori)

¿Cuándo debo realizarme un test de detección de Helicobacter?

Su médico le pedirá pruebas en función de sus dolencias y antecedentes. Generalmente, la prueba se solicita en casos en que los que el tratamiento de la infección pueda resultar útil para aliviar los síntomas del paciente y cuando existan antecedentes de úlcera, anemias y en algunos supuestos especiales.

Es importante tener en cuenta que la detección del Helicobacter pylori tiene por objetivo establecer la presencia de la bacteria para tratarla y no simplemente conocer su presencia, por lo que su médico le planteará la posibilidad de tratamiento en caso de que esté infectado previamente a realizar los test.

 

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento erradicador se basará en una combinación de antibióticos junto con fármacos antiácidos. Existen varias pautas que combinan distintos fármacos. En general, el tratamiento oscila entre diez días y dos semanas. Su médico le propondrá una terapia ajustada a las características de su dolencia y las resistencias de Helicobacter pylori en su zona.

¿Hay que hacer seguimiento tras el tratamiento erradicador?

La confirmación de la erradicación se debe realizar mínimo cuatro semanas tras el tratamiento (para evitar falsos negativos como antes explicábamos) y se realizará con el test de ureasa en el aliento o el test de detección de antígeno en heces. Cuando sea positivo se empleará un tratamiento erradicador alternativo al usado.

Yolanda González Silva

Médico residente, MFyC, C.S. Plaza del Ejército, Valladolid

REFERENCIAS:

  1. Martín Zurro, J.F. Cano Pérez, J. Gené Badia. Dispepsia e infección por helicobacter pylori. En: Capítulo 57. Trastornos del Aparato Digestivo. Compendio de Atención Primaria. Conceptos, organización y práctica clínica en Medicina de Familia. Elsevier, 4ª Edición, 2016; 417-20.
  2. Milozzi Berrocal J. Helicobacter Pylori: indicaciones y métodos diagnósticos. AMF 2016;12(1):39-42
  3. V. Esplugues, M. Martí y J. Flórez. Tema. 44. Farmacología de la secreción gastrointestinal y de la ulceración mucosa digestiva. En: Flórez J, Armijo JA, Mediavilla Á. Farmacología Humana; Elsevier España, 5ª Edición, 2008; 878.

Revisado: septiembre 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *