El virus del papiloma humano

virus-papiloma-humano

¿Qué es el Virus del Papiloma Humano (VPH)?

Los VPH forman parte de la familia de los Papiloviridae, existen cerca de 100 tipos, y los que afectan al tracto genital son aproximadamente 45.

La infección por VPH se adquiere al mantener relaciones sexuales con una pareja infectada, asintomática la mayoría de las veces. La infección es considerada hoy en día una de las infecciones de transmisión sexual más frecuentes y para el contagio es necesario el contacto directo de piel o mucosas. El riesgo estimado de contagio, tras una relación sexual sin protección con una persona infectada se estima entre un 40 y un 80%.

¿Por qué es importante la infección del tracto anogenital por VPH?

La infección persistente por el VPH, es la causa de casi la totalidad de de los casos de cáncer de cuello de útero y de sus lesiones precursoras.

El cáncer de cuello de útero es la tercera neoplasia más frecuente en las mujeres, y más del 80% se diagnostican en países en vías de desarrollo.

Se ha demostrado que la infección persistente, por VPH de alto riesgo, puede llegar a producir lesiones precursoras de cáncer de cérvix, que si no se diagnostican y se tratan, llegarán a producir dicho cáncer.

 ¿Todos los VPH producen cáncer?

Los virus se dividen según sus propiedades oncogénicas, es decir, la capacidad que tienen de producir lesiones cancerosas y precancerosas en:

  • VPH alto riesgo: concretamente los VPH 16 y 18, son causantes del 70% de cáncer de cuello de útero, y otros 10 (VPH 45, 31, 33, 52, 58, 35, 59, 56, 51, y 39) explican el 25-30% de los casos restantes.
  • VPH bajo riesgo: los cuales no causan cáncer pero pueden producir verrugas en la piel (conocidas técnicamente como condyloma acuminata) en los genitales y zonas cercanas, en el ano, en la boca o en la garganta. Principalmente, los tipos 6 y 11 de VPH bajo riesgo, causan el 90% de todas las verrugas genitales. La malignización de estas lesiones es excepcional.

¿Qué tipo de cáncer puede producir la infección por VPH?

 Los Virus del papiloma humano pueden causar varios tipos de cáncer.

  • ncer de cuello de útero: Prácticamente todos los casos son causados por la infección por VPH. Principalmente los tipos 16 y 18.
  • Cáncer de ano: Casi el 95% de los cánceres de ano tienen su origen en la infección por VPH. El tipo mas frecuentemente implicado es el 16.
  • Cáncer de orofaringe (boca y faringe): Un porcentaje muy alto de estos cánceres esta mediado por infecciones de VPH, fundamentalmente también por el tipo 16.
  • Otros cánceres menos frecuentes: También esta implicado el VPH en la génesis de cánceres en vagina, vulva y pene en varones. Aunque la frecuencia es menor, se vincula también con infecciones frecuentes por el tipo 16.

¿Cómo se produce el cáncer de cuello de útero?

 Para que se desarrollen las lesiones precursoras y el cáncer de cuello de útero,  es necesaria la persistencia de la infección del VPH en el cuello uterino durante varios años, lo cual se produce en pocas ocasiones.

Más del 90% de las infecciones por VPH son transitorias, y desaparecen espontáneamente como cualquier otra infección. Normalmente, nuestro sistema inmune es capaz de eliminar el virus, y por tanto no se producirán lesiones precancerosas ni cáncer.

¿Cuáles son los factores de riesgo para el contagio?

 Los principales factores de riesgo para adquirir el VPH son la edad temprana al inicio de relaciones sexuales y un número elevado de parejas sexuales (desde el punto de vista clínico se considera promiscuidad sexual a partir de 3 parejas sexuales/ año).

Otros factores descritos que impiden la correcta eliminación del virus, son: el consumo de tabaco, la no utilización de preservativo, la coexistencia de otras enfermedades de transmisión sexual, el bajo nivel socioeconómico, la inmunodepresión, y contactos sexuales con varones no circuncidados.

¿Cómo se detecta la infección por VPH?

La infección se detecta mediante la citología de cribado que realiza la matrona en el Centro de Salud.

El cribado pretende identificar el riesgo de sufrir una determinada enfermedad, y se realiza sobre personas asintomáticas. Cuando se aplica a un mínimo del 70% de la población, se logra reducir en un 80% la incidencia y mortalidad por el cáncer de cuello de útero.

 ¿Para qué sirve el cribado?

El cribado de las mujeres asintomáticas sirve para diagnosticar y tratar lesiones precursoras de cáncer de cuello de útero, que son las que produce el VPH en caso de infectar el tejido cervical a lo largo del tiempo, y para detectar cáncer de cuello de útero en estadios precoces.

¿Cuándo iniciar el cribado?

 Cada comunidad autónoma tiene un sistema de cribado. El Sistema Nacional de Salud recomienda que se realice en todas las mujeres que han iniciado su actividad sexual, con edad comprendida entre los 25 y 65 años de edad. La periodicidad debe ser 3-5 años tras haber realizado dos citologías iniciales normales separadas 1 año.

En España, desde el año 2006, la Asociación Española de Patología Cervical y Colposcopia (AEPCC), propone dos estrategias de cribado en mujeres a partir de los 35 años:

  • Combinación de citología y prueba de VPH (es el llamado co-test) cada 5 años.
  • Citología exclusiva cada 3 años.

¿Cuáles son las recomendaciones del cribado?

Pruebas recomendadas según la edad y los intervalos de cribado:

  • Menores de 25 años: no se realizará ninguna prueba de cribado, independientemente de la edad de inicio de relaciones sexuales u otros factores de riesgo.
  • Entre los 25 y los 30 años: citología cervical cada 3 años.
  • Entre los 30 y los 65 años, existen varias opciones según la AEPCC:
    • Determinación de VPH cada 5 años.
    • Determinación de VPH + citología (co-test) cada 5 años.
    • Citología cervical cada 3 años.
  • A partir de los 65 años: finalizar cribado siempre que cuente con un cribado previo adecuado y negativo (10 años). Tres citologías previas negativas, o dos citologías previas VPH o co-test negativas. No antecedentes de lesión intraepitelial (CIN) o cáncer de cuello de útero en los 20 años previos.
  • Mujeres inmunodeprimidas: comenzar a los 21 años con citología anual y co-test a partir de los 30 años, cada 3 años o anualmente.
  • Los intervalos de cribado no se modificarán por los antecedentes de la mujer o sus factores de riesgo.

En Castilla y León, el programa de cribado fue actualizado en noviembre de 2012 con la recomendación de cribar a mujeres entre los 25 y los 64 años.

  • Entre los 25 y los 34 años: citología cervical cada 3 años.
  • De los 35 a los 64 años: co-test cada 5 años.
  • No se realizará cribado en pacientes sometidas a histerectomía total (no tienen cuello de útero).

¿Cuáles son las limitaciones del cribado?

 La limitación más importante del cribado es llegar a toda la población de riesgo. Es de gran importancia que todas las mujeres sexualmente activas entre 25 y 65 años se realicen las citologías correspondientes en su Centro de Salud.

Más de la mitad de los cánceres de cuello de útero en nuestro país afectan a mujeres sin cribado previo o mujeres en las cuales el cribado no se realizado adecuadamente. Es necesario incluir en este sistema de detección precoz a más del 70% de la población para que los resultados muestren una clara reducción de la morbimortalidad.

Es responsabilidad de la administración, del personal sanitario y de todos los colectivos de profesionales en relación con la educación, fomentar el sistema de cribado y las medidas necesarias para la prevención de esta enfermedad.


Gala Melgar Hernández-Sampelayo

Médico residente, Ginecología y Obstetricia, Hospital Clínico Universitario, Valladolid

REFERENCIAS:

  1. AEPCC-Guía: Guía de cribado del cáncer de cuello de útero en España. Publicaciones AEPCC, 2014.
  2. Oncoguía SEGO: Prevención del cáncer de cuello de útero. Guías de práctica clínica en cáncer ginecológico y mamario. Publicaciones SEGO, Octubre 2014.
  3. AEPCC-Guía: Condilomas acuminados. Publicaciones AEPCC, noviembre 2015.
  4. Comité asesor de vacunas. Vacuna virus papiloma humano. [monografía en Internet]. Madrid: Asociación Española de Pediatría; Junio 2016. [acceso 31 de julio de 2016]. Disponible en: http://vacunasaep.org/familias/vacunas-una-a-una/vacuna-virus-papiloma-humano.

Revisado: septiembre 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *