Carcinoma basocelular

carcinoma-basocelular-2

El cáncer de piel es una enfermedad sobre la que existe una gran concienciación en los medios de comunicación y también por parte de los profesionales. Todos hemos oído hablar de los melanomas y de la importancia de estar pendientes de nuestros nevus o lunares.

Sin embargo, no todos los tumores malignos de la piel son “lunares malos”, con ese aspecto marrón o negro que solemos pensar. El más frecuente de todos es el carcinoma basocelular, que tiene unas características bien diferentes. Vamos a hablar de él para conocerlo mejor y poder actuar convenientemente si sospechamos que en nuestra piel ha aparecido uno.

¿De qué estamos hablando?

El carcinoma basocelular o epitelioma es el tumor maligno de la piel más frecuente. De entre todos, supone aproximadamente el 75% de los tumores que vemos.

Hay cuatro hechos muy importantes sobre esta lesión:

  • Evoluciona lentamente
  • No produce metástasis (entre 0,0029% y 0,55% de los casos)
  • El pronóstico es favorable (supervivencia del 99,95%)
  • Es maligna y hay que extirparla para que no dañe más superficie de piel.

¿Existe algún factor de riesgo?

Se cree que los factores de riesgo relacionados con la aparición de este tipo de tumor son la exposición solar intensa e intermitente (sin necesidad de que se produzca una quemadura), la exposición solar en etapas tempranas de la vida y la exposición acumulada.

Es importante protegerse del sol. Casi tres cuartas partes de estos tumores aparecen en una zona expuesta al sol, la cara. La protección solar en aquellas zonas más expuestas debería ser habitual, especialmente en aquellas personas con pieles más claras.

¿Cuándo sospecharlo?

Generalmente aparece en la cara, muy especialmente en la nariz y cerca de los ojos. Este hecho hace que en ocasiones se confunda con heridas o eccemas que permanecen durante mucho tiempo sin que terminen de curarse.

Si tiene alguna lesión similar a la de la imagen que no cura en dos semanas, consulte con su médico.

carcinoma-basocelular

¿Cómo se cura?

El carcinoma basocelular se trata con cirugía.

Estos tumores tienden a volver a aparecer una vez quitados, pero una cirugía de calidad garantiza la ausencia de enfermedad en el futuro en aproximadamente un 95% de los casos.

No obstante, en ocasiones la cirugía no puede ser completa o es más complicada. Cuando los tumores han crecido mucho y afectan a una superficie grande no es fácil eliminarlos por completo y con márgenes de seguridad.

Por esto es importante consultar con su médico si sospecha de alguna lesión en la piel, ya que un diagnóstico precoz permitirá una intervención quirúrgica más sencilla y con más posibilidades de éxito.


Eduardo González García

Médico residente, MFyC, C.S. Arturo Eyries, Valladolid

REFERENCIAS:

Revisado: agosto 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *