Rinitis

eyrieSalud   30 julio, 2016   No hay comentarios en Rinitis

rinitis

La rinitis es un conjunto de síntomas que engloba: congestión nasal, estornudos, picor de nariz y secreción nasal acuosa y clara (rinorrea). Está ocasionada por la inflamación e irritación de la mucosa nasal. La intensidad de las molestias es muy variable, desde leve a muy intensa, llegando a ocasionar un deterioro en la calidad de vida ya que puede desembocar en dolores de cabeza, insomnio y fatiga.

¿Existen varios tipos?
Sí, existen dos tipos de rinitis:

  1.  Rinitis alérgica: los síntomas se desencadenan por la exposición a sustancias a las que la persona es sensible. Se suele acompañar también de picor, escozor y lagrimeo en los ojos (rinoconjuntivitis).
    – Rinitis alérgica estacional (“fiebre del heno”): causada por alergia al polen (árboles, grama, maleza…) de tipo estacional, fundamentalmente en los meses de mayo y junio. No aparece fiebre, a pesar de su nombre clásico.
    – Rinitis alérgica perenne: causada por alergia a sustancias que están presentes en el ambiente durante todo el año (ácaros del polvo, caspa de animales, esporas del moho, sustancias químicas…), es similar a la estacional pero las molestias persisten en el tiempo.
  2. Rinitis no alérgica (vasomotora): se desencadena por una gran variedad de estímulos, en ausencia de una historia habitual alérgica e incluso con pruebas de alergia negativas. Predomina la obstrucción nasal y la rinorrea acuosa, sin un proceso inflamatorio acompañante.
    Los síntomas se producen por algún estímulo que irrita la mucosa nasal:
    – ingesta de ciertos alimentos, sobre todo los picantes y el alcohol.
    – exposición a olores fuertes, polución atmosférica, e irritantes en general.
    – cambios de temperatura y de humedad ambiental, exposición a corrientes de aire frío y seco.
    – emociones fuertes.

¿Cómo se diagnostica?
Hay que preguntarse cuándo aparecen los síntomas, cuánto tiempo duran y qué parece desencadenarlos. Su médico le inspeccionará la garganta, nariz y ojos. Puede realizar pruebas cutáneas para descartar desencadenantes alérgicos, cuando los síntomas son intensos y persistentes. Hay que recordar que se puede tener un tipo especial de rinitis con pruebas de alergia negativas.

¿Qué puedo hacer?
La base del tratamiento es reconocer y evitar los factores que desencadenan los síntomas. Habitualmente es difícil rehuir el foco de riesgo, pero se pueden tomar medidas para reducir los factores desencadenantes.

  1. Polen: evitar las visitas al campo en los meses de elevada concentración (enlace a web de nivel de polen), mantener las puertas y ventanas de casa cerradas.
  2. Moho: evitar el crecimiento de moho en las zonas más húmedas de la casa (baño, cocina, sótanos…), ventilar bien y limpiar habitualmente estas zonas, usar el humidificador con precaución y mantenerlo en buen estado.
  3. Ácaros del polvo: cubrir los colchones con fundas selladas, lavar sábanas y mantas semanalmente con agua caliente.
  4. Caspa de los animales: evitar el contacto con mascotas (fundamentalmente perros y gatos), si ya tiene una evite que entre en el dormitorio, mantenga las puertas cerradas y si es posible ubique al animal en un jardín o patio fuera de la casa.
  5. Evitar los alimentos picantes y el alcohol.
  6.  Protegerse de los cambios bruscos de temperatura y de los ambientes fríos y secos.
  7. Intentar no exponerse a sustancias irritantes, olores fuertes, contaminación ambiental…
  8. Realizar lavados nasales diarios con suero fisiológico o agua de mar (agua hervida y sal), para ayudar a eliminar la mucosidad acumulada.
  9.  Evitar los “descongestionantes nasales milagro”, alivian la congestión unos minutos, pero provocan un efecto rebote con aumento de los síntomas y pueden ocasionar una rinitis crónica.
  10. Consultar con su médico cuando no sea capaz de controlar los síntomas con las medidas anteriores y cuando interfieran en su calidad de vida. Se pueden pautar tratamientos tópicos intranasales y por vía oral.

Álvaro Delgado de Paz

Médico residente, MFyC, C.S. Plaza del Ejército, Valladolid

REFERENCIAS:

  • Dykewicz MS, Fineman S, Skoner DP, et al. Diagnosis and management of rhinitis: complete guidelines of the Joint Task Force on Practice Parameters in Allergy, Asthma and Immunology. American Academy of Allergy, Asthma, and Immunology. Ann Allergy Asthma Immunol 1998; 81:478.
  • Atención Primaria. Conceptos, organización y práctica Clínica; A. Martín Zurzo, J.F Cano Pérez; 2003; Elsevier.

Revisado: julio 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *