La menopausia

¿Qué es la menopausia?

La menopausia se define como el cese permanente de las menstruaciones debido al agotamiento de la actividad reproductiva de los ovarios. Por lo general, suele instaurarse entre los 45 y 55 años.

Se considera menopausia precoz cuando aparece antes de los 40 años y menopausia artificial a la inducida por medios quirúrgicos, como la extirpación de ambos ovarios, la radioterapia o la quimioterapia.

¿Cómo sabemos que tenemos la menopausia?

Cabe destacar que se habla de menopausia cuando ha transcurrido un año desde la última regla de la mujer y sin haber existido ningún sangrado menstrual. Si después de ese año usted observa algún sangrado, es importante que consulte con su médico de atención primaria.

Hay que tener en cuenta que aunque la menopausia indica el fin del periodo reproductivo es necesario utilizar un método anticonceptivo durante el primer año tras la última menstruación.

¿Es lo mismo climaterio que menopausia?

No. El climaterio es la fase del proceso de envejecimiento de la mujer de limites imprecisos, que incluye tres períodos.

  1. Premenopausia: Periodo de meses o años, que suele ir acompañado de alteraciones del ciclo menstrual, tanto en lo que se refiere a la cantidad como a la frecuencia del sangrado.
  2. Menopausia: Cese definitivo de la menstruación. “Fecha de la última regla”. (¡Ojo! Recuerda que tiene que haber pasado un año desde esa fecha.)
  3. Posmenopausia: Periodo que sigue a la menopausia, en el que se irán instaurando los cambios, complicaciones, si las hay, y síntomas por el déficit de estrógenos (hormonas producidas por los ovarios en la etapa fértil de la mujer).

¿Cómo se manifiesta la menopausia en el cuerpo de una mujer?

La disminución en los niveles hormonales (estrógenos y progesterona) causa cambios en la menstruación y en ocasiones provoca síntomas.

Algunas mujeres pueden presentar síntomas a consecuencia de los cambios hormonales. Inicialmente comienzan los cambios en el periodo menstrual (variaciones del flujo menstrual o del tiempo entre periodos menstruales) y pueden darse sensaciones repentinas de calor (“sofocos”) en la cara, el cuello y el pecho, sudores nocturnos, problemas para conciliar el sueño, así́ como cambios en la vagina (sequedad y/o molestias o dolor al tener relaciones sexuales).

¿Cómo puedo mejorar estos síntomas?

En el caso de la sequedad vaginal existen hidratantes vaginales que pueden resultar útiles en mujeres con síntomas no muy intensos.

La ingesta de bebidas frías, el evitar tanto las comidas picantes como el café y alcohol pueden aliviar en ocasiones los sofocos. Asimismo, también puede resultar útil ventilar las habitaciones, cambiarse de habitación, tomar una ducha templada o fría o abanicos y ventiladores. La práctica del ejercicio, el dejar de fumar y la pérdida de peso, son medidas que pueden ser beneficiosas.

Aunque no hay conclusiones definitivas, parece ser que la ingesta de soja puede tener efectos beneficiosos sobre los sofocos en mujeres posmenopáusicas. Debe aconsejarse su consumo.

¿Qué es la osteoporosis y qué relación tiene con la menopausia?

La osteoporosis es una condición en que los huesos se vuelven más frágiles y en algunos casos pueden llegar a romperse, especialmente en la cadera, la columna vertebral y la muñeca.

La perdida de hueso ocurre de forma fisiológica a partir de los 30 años y durante la menopausia aumenta.

El proceso es silente y no produce ningún síntoma, a no ser que se produzcan fracturas.

¿Qué puedo hacer para mejorar mi salud en esta etapa de la vida?

Las principales medidas que se pueden llevar a cabo son sencillas y no comportan riesgos asociados. Las más beneficiosas son dejar de fumar, practicar regularmente ejercicio físico, seguir una dieta sana y equilibrada, controlar el peso, moderar la ingesta de alcohol y café y seguir una dieta rica en calcio y vitamina D y tomar el sol de manera moderada y siempre con protección.

Si la sintomatología es muy intensa y no se corrige con las medidas anteriormente mencionadas, puede consultar con su médico de atención primaria quien valorará la posibilidad de tratamientos farmacológicos.

“Los cuarenta son la edad madura de la juventud; los cincuenta la juventud de la edad madura”

(Víctor Hugo)


Nerea García Granja.

EIR Enfermería Familiar y Comunitaria. Centro de Salud la Victoria. Valladolid Este.

REFERENCIAS:

  • Juan Arbués Gabarre ,José M. Escalante Salinas, José M. Hernández García, Teresa Cabrera Sanz. Fitoestrógenos –isoflavonas– y menopausia. Matronas prof. [Internet]. 2005[citado 18 Jun 2016]. 6(1): 5-10. Disponible en: http://www.federacion-matronas.org/revista/matronas-profesion/sumarios/i/7143/173/fitoestrogenos-isoflavonas-y-menopausia
  • Grupo de trabajo de menopausia y postmenopausia. Guía de práctica clínica sobre la menopausia y postmenopausia. Barcelona: Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, Asociación Española para el Estudio de la Menopausia, Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria y Centro Cochrane Iberoamericano; 2004

Revisado: julio 2016

Un comentario en “La menopausia

  1. Emérito

    Muy bien Nerea. La menopausia es la causa mas frecuente del hipogonadismo hipergonadotrofico. Una FSH por encima de 4o con un estradiol bajo es casi definitivo, pero ojo como tu muy bien dices hasta que la amenorrea este próxima al año, la concepción es aún posible, aunque poco probable.

    Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *