Anticonceptivo hormonal combinado

anticonceptivo-hormonal-combinado

Los Anticonceptivos Hormonales Combinados son fármacos compuestos por un estrógeno y un progestágeno, ambos sintéticos, que pueden administrarse a través de distintas vías y cuyo mecanismo de acción fundamental es la inhibición de la ovulación, lo que les confiere una alta eficacia anticonceptiva, reversible tras la suspensión de su administración

 

¿Qué beneficios tiene tomar la píldora?

La píldora combinada tiene numerosos efectos beneficiosos aparte de los anticonceptivos:

–  Efectos beneficiosos relacionados con la menstruación:

  1. a) Produce una mejoría de la dismenorrea (dolor durante las reglas).
  2. b) Disminuye el sangrado menstrual y por lo tanto el riesgo de anemia.
  3. c) Mejoría del síndrome premenstrual

– Protección frente a la enfermedad inflamatoria pélvica: Los ACO, y más concretamente el gestágeno que llevan, provocan un espesamiento del moco cervical que dificulta el ascenso de los gérmenes a través del canal cervical, disminuyendo, de esta manera, el riesgo de padecer una EIP.

Efectos beneficiosos en el tratamiento del dolor en la endometriosis

Efectos beneficiosos sobre la piel: acné e hirsutismo: Los diferentes gestágenos muestran distintas capacidades antiandrogénicas y por tanto distinta eficacia en el tratamiento del acné leve-moderado, habiendo mostrado mayor eficacia los ACO que contienen Acetato de Clormadinona, Acetato de Ciproterona o Drospirenona.

Efectos beneficiosos sobre el hueso: reducción de la pérdida de densidad mineral ósea, sin embargo no han demostrado disminución del riesgo de fractura.

Efectos beneficiosos sobre las neoplasias

  1. a) Cáncer de ovario: una reducción del riesgo del 60%. Se ha demostrado este efecto protector a partir de los 3-6 meses de uso y manteniendo la protección durante 20 años o más tras finalizar su uso.
  2. b) Cáncer de endometrio: disminuye el riesgo de cáncer de endometrio. Esta disminución se mantendrá hasta 20 años tras el cese del uso.
  3. c) Cáncer de colon: Disminuye el riesgo de desarrollar cáncer de colón.

 

¿La píldora engorda?

El miedo de muchas mujeres a ganar peso es una potente razón para discontinuar o no iniciar el uso de anticonceptivos hormonales. No existe una evidencia de ganancia de peso con preparados de baja dosis.

El pequeño aumento de peso se atribuye generalmente a la retención de líquido, por lo que los gestágenos con actividad antimineralcorticoidea pueden reducir su incidencia. El gestágeno con la acción antimineralcorticoide más potente es la Drospirenona.

 

¿Se puede fumar y tomar la píldora?

El componente estrogénico de la píldora potencia los efectos dañinos del tabaco a nivel vascular. Por ello, Siempre que se toma la píldora, es mejor no fumar. No obstante la píldora solo está absoluntamente contraindicada en aquellas usuarias mayores de 35 años y que fumen más de 15 cigarrillos/día, y debemos recomendar su abandono en las mayores de 35 años que fuman o han fumado hace menos de un año.

 

¿La píldora aumenta la incidencia de cáncer de mama?

Los estudios recientes NO han evidenciado un aumento del riesgo global para cáncer de mama. No existen evidencias de que los riesgos sean diferentes para usuarias con antecedentes familiares de cáncer de mama o portadoras de mutaciones genéticas que condicionan mayor incidencia de cáncer de mama.

¿Se deben hacer descansos cuando se toma la píldora?

No es conveniente hacer descansos, es más, el riego de tromboembolismo venoso es mayor durante el trimestre de uso, estabilizándose posteriormente. Por lo que con los descansos el riesgo aumenta de nuevo. Por este motivo mientras se dese tomar la píldora no se deben hacer descansos.

 

¿Es cierto que la píldora disminuye la líbido?

Sí que puede producir disminución de la libido especialmente las píldoras con efecto antiandrogénico. En estos casos lo ideal es plantear otras vías de administración (anillo, parche…) u otros preparados.


María Azpeitia Rodríguez
Médico residente, Obstetricia y Ginecología, Hospital Univ. Rio Hortega, Valladolid

REFERENCIAS

  • Calar J, Manuel básico de anticoncepción. Tercera Ed. Masson. 2005: 91-10
  • Jordán WM and Anand JK. Pulmonary embolims. Lancet, 1961;278:114
  • Pascualini JR. Progestins and breast cáncer. Gynecol Endocrinol 2007; 23(Suppl. 1): 32-4
  • Russo J, Moral R, Balogh GA, Mailo D, Russo IH. The protective role of pregnacy in breast cáncer. Breast Cáncer Res 2005;7:131-142.
  • Revisado: junio 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *