Hipotiroidismo

El hipotiroidismo es una enfermedad frecuente. Te explicamos sus causas, sus síntomas y cuál es el tratamiento a seguir

hipotiroidismo

El tiroides es una de las glándulas más importantes del cuerpo humano. Está situada en el cuello justo encima de la clavícula y presenta forma de mariposa. Pese a tener un tamaño muy pequeño presenta una gran importancia para el funcionamiento de nuestro organismo ya que ayuda a controlar el metabolismo a través de las hormonas tiroideas.

¿Cómo funciona la glándula tiroides?

Su funcionamiento está regulado por otra glándula situada junto al cerebro, la hipófisis, que va a controlar mediante la secreción de la hormona TSH. La TSH es la hormona estimuladora de las hormonas tiroideas. Cuando las hormonas tiroideas están bajas la TSH se eleva para aumentar la secreción de hormonas en el tiroides.

El hipotiroidismo

El hipotiroidismo es la disminución de la capacidad para la secreción de las hormonas producidas por el tiroides. Es el problema más común de esta glándula afectando al 5% de las mujeres y 1% de los hombres.

Existe un tipo de hipotiroidismo denominado subclínico, que no produce síntomas. Es una especie de estadio inicial del hipotiroidismo que no siempre requiere tratamiento. En España, el hipotiroidismo subclínico puede llegar al 15% de la población general, aumentando mucho con la edad y en mujeres. Así, en mujeres mayores de 55 años, puede alcanzar el 20-40%.

¿Por qué se produce?

  • Insuficiencia del yodo (según las zonas): a nivel mundial, sigue siendo una de las causas más frecuentes de hipotiroidismo. Algunos países, como en Polonia o España, se consideran unas zonas con poco consumo de yodo en la comida, por lo que se añade yodo a la sal.
  • Tiroiditis: es la inflamación del tiroides por distintas causas. La más común y una de las principales causas de hipotiroidismo es la autoinmune (tiroiditis de Hashimoto), donde unos anticuerpos atacan y destruyen nuestra células tiroideas.
  • Tras tratamientos sobre el tiroides: en la tiroidectomía (extirpación del tiroides) o tras recibir tratamiento con yodo radiactivo.

Menos comunes:

  • Hipotiroidismo durante o después del embarazo o del parto
  • Tras la toma de medicamentos como el interferon o la amiodarona

¿Cuáles son los principales síntomas?

  • Intolerancia al frío
  • Ganancia de peso sin cambios en la dieta
  • Piel seca, especialmente alrededor de los codos
  • Depresión o apatía
  • Astenia y cansancio
  • Bocio: aumento del tamaño del diámetro del cuello, que a veces puede producir problemas para la ingestión de la comida o al respirar
  • Infertilidad e irregularidad de los ciclos menstruales
  • Pérdida de pelo

¿Cómo se puede diagnosticar?

Tras de consultar con el médico de familia los síntomas expuestos, la principal prueba para diagnosticar hipotiroidismo con una analítica de sangre para estudiar la función del tiroides a través los niveles de TSH (la hormona hipofisaria que estimula el tiroides), T3 y T4 (las hormonas secretadas por el tiroides).

Otra prueba que complementa el estudio del tiroides, en este caso su morfología, sería la ecografía para examinar su estructura.

¿Cual es el tratamiento?

El tratamiento del hipotiroidismo es sencillo.

Su principal objetivo es aportar a través de una pastilla la hormona tiroidea que nuestro cuerpo no es capaz de sintetizar. Es decir aportar la hormona tiroidea “desde fuera” mediante pastillas de levotiroxina.

¿Cómo debo tomar la levotiroxina?

  • Se toma una única dosis de levotiroxina al día, en la dosis precrita por el médico.
  • Para maximizar su absorción se recomienda ingerirlo 30 minutos antes del desayuno y beber un poquito del agua después.
  • Es preferible no tomarlo junto a otros medicamentos. Consulte a su médico si usted tiene que tomar otros medicamentos por la mañana antes del desayuno.

¿Qué controles debo hacerme?

Durante el tratamiento se controla los niveles de las hormonas (TSH, T3y T4) y según eso se aumenta o disminuye la dosis.

Como las necesidades del cuerpo pueden cambiar, es imprescindible informar su médico en caso de pérdida de peso, problemas con sueño o ansiedad, etc, por si es necesario ajustar la dosis.

¿Necesitaré tratamiento por mucho tiempo?

Dependiendo de la causa, el hipotiroidismo puede ser temporal o crónico, necesitando tratamiento sustitutivo de por vida.

En cualquier caso es necesario el tratamiento, ya que el mal funcionamiento del tiroides produce efectos en todo el cuerpo, causando los síntomas arriba reseñados.

Además, es imprescindible empezar tratamiento lo antes posible en caso del embarazo para que el feto se desarrolle correctamente y evitar así el hipotiroidismo congénito y sus complicaciones.


 

Karolina Anna Martin

Departamento de Endocrinologia, Metabolismo y Medicina interna. Hospital Universitario Heliodor Swiecicki de Poznan, Polonia


REFERENCIAS:

  • Medycyna Wewnętrzna Adrzej Szczeklik 2011
  • Choroby wewnetrzne; Andrzej Szczeklik ; Kraków 2011 ;
  • Medycyna praktyczna , sitio web para los pacientes y los profesionales htttp://mp.pl Choroby wewnetrzne; Gerd Herold 2008

 

Revisado: mayo 2016

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *