Consejos sobre las infecciones de orina

Mejora tus conocimientos sobre las infecciones de orina con la ayuda de estos consejos

bacterias

¿Qué es la infección de orina? ¿Por qué se produce?

Las infecciones de la orina son una de las infecciones más comunes y sobre todo en las mujeres.  El motivo por el cual son más frecuentes en la mujer es, porque el conducto por el que se vacía la orina de la vejiga al exterior, la uretra, es más corto en la mujer, lo que facilita que los gérmenes puedan llegar hasta la vejiga y producir una infección.

Se puede infectar cualquier parte del sistema urinario, desde la uretra hasta los riñones, pero lo más habitual es que la infección se localice en la vejiga. Esta infección se llama cistitis.

¿A quién suelen afectar las infecciones de vías urinarias?

Aproximadamente el 60 % de las mujeres van a tener a lo largo de su vida una infección de orina. Las cistitis en la mujer se consideran como infecciones más leves que cuando se presentan en los varones.

La cistitis cuando aparecen en mujeres jóvenes suelen tener relación frecuentemente con las relaciones sexuales. Cuanto más sexualmente activa es la mujer, más probabilidades tiene de tener una infección de orina. Siempre debe interrogarse si la infección aparece después de tener relaciones sexuales.

 Existen otros motivos que propician la aparición de la infección como posmenopáusica y su relación con los cistoceles (vejiga caída) el frio y   las patologías de tipo renal, como tener piedras en el riñón o alguna anomalía renal.

Hemos dicho que son más frecuentes en mujeres, pero esto no significa que no se den en varones.  Por lo general en varones son muy poco frecuentes, pero más graves y si aparecen síntomas de infección de orina, hemos de pensar que además de la vejiga puede estar asociada a otra enfermedad que afecta a la próstata, testículo o riñón.

¿Cuáles son las son los principales grupos de riesgo para padecer infecciones de vías urinarias?

  • Mujer joven, sexualmente activa y/o con alguna patología renal.
  • Mujeres diabéticas y embarazadas.
  • Mujeres multíparas portadoras de cistocele
  • Por otro lado, todas aquellas personas que tienen las defensas bajas o se están sometiendo a tratamientos oncológicos, como la quimioterapia, etc., también tienen más posibilidades de tener una infección de orina.
  • Práctica de sondajes vesicales

 

¿Qué síntomas notare si tengo una infección de orina?

Los síntomas suelen ser muy claros y a veces aparecen juntos: aumento de la frecuencia de orinar (constantes deseos de ir al baño. Podrá ir hasta cada 10 minutos y probablemente sólo expulsará unas gotitas) y escozor al orinar.

Muchas veces puede asociarse sangre en la orina debido a la irritación uretral. Además, en la mujer con cistitis casi nunca van acompañados de fiebre, pero si aparece fiebre ya no estamos ante una cistitis, en esos casos deberemos realizar otras pruebas y exámenes para determinar el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostican las infecciones de orina?

La clínica suele ser suficiente para el diagnóstico de cistitis en las mujeres.

Cuando note los síntomas debe acudir a su médico quien además realizara una exploración y probablemente realizara un análisis con una tira reactiva de orina en el momento.

El médico establecerá el diagnostico de infección de orina a través de varios parámetros, como son la presencia de leucocitos, sangre y nitritos (una degradación que hacen los gérmenes en la orina)

infeccion¿Existen más tipos de pruebas?

Si el médico no tiene claro el diagnostico realizara un urocultivo. El urocultivo es una prueba de laboratorio que tiene la finalidad de detectar la presencia de microorganismos infecciosos, fundamentalmente bacterias y hongos en la orina.

Esta prueba se debe realizar cuando sea necesario identificar el microoganismo que está presente en la orina y establecer la pauta antibiótica necesaria para combatirlo.

Si el médico considera que la infección requiere otras pruebas, solicitara nuevos estudios.

¿En qué momento debo acudir a mi médico?

Cuando presente esta sintomatología, debe acudir al médico.

Si su médico confirma el diagnóstico le indicará un tratamiento antibiótico.  No se automedique tomando antibióticos por su cuenta ya que puede no necesitarlos y crear resistencias frente a estos tratamientos.

El tratamiento de las infecciones de orina y su duración depende del tipo de fármaco utilizado, de los síntomas que tenga y de algunos antecedentes personales (diabetes, alteraciones en los conductos urinarios, etc.)

Los tratamientos de un solo día o dos días solo sirven para tratar infecciones de orina en las mujeres y cuando es la primera vez. En los demás casos el médico le informará de la dosis y los días de tratamiento.

¿Cuánto pueden durar los síntomas?

Normalmente, los síntomas desaparecen en 1 o 2 días después de iniciado el tratamiento. Eso no implica que se pueda suprimir el tratamiento. Es necesario terminar el tratamiento a las dosis y los días que su médico ha indicado.

¿Pueden aparecer de nuevo los síntomas a pesar de haber estado con antibiótico?

Algunas veces, la infección puede aparecer de nuevo. Es frecuente que las infecciones sean recidivantes, sobre todo si existe algún factor que las desencadene, como puede ser el hecho de que aparezcan tras las relaciones sexuales.

En otras ocasiones la infección puede volver a producirse cuando existen resistencias al antibiótico utilizado por dosis insuficiente o por escasos días de tratamiento, de ahí el que los pacientes no deben automedicarse. En estos casos es imprescindible practicar un urocultivo para que nos indique el germen y el antibiótico adecuado.

 

¿Cómo puedo prevenir las infecciones de orina?

  • Beba agua en abundancia.
  • Acuda al baño en cuanto tenga necesidad de orinar. No retenga la orina.
  • Orine después de mantener relaciones sexuales.
  • Limpie bien la zona de adelante hacia atrás después de usar el baño. –
  • Evite los pantalones apretados y use ropa interior de algodón.
  • Si toma alcohol o café, hágalo con moderación (son irritantes de la vejiga).
  • Si usa cremas o preservativos con espermicidas, es aconsejable cambiar de método. Su médico le propondrá uno alternativo.
  • Procure usar una crema lubricante antes de las relaciones sexuales si se siente un poco seca.
  • La utilización de arándanos rojos frescos o cápsulas de arándanos rojos pueden evitar los síntomas y las infecciones de orina de repetición: Este fruto posee una actividad antiadherente que dificulta que las bacterias (especialmente E.coli, la responsable de la mayoría de infecciones urinarias) se fijen a las células uroepiteliales de la vejiga.

¿Cuándo hay que consultar con el médico?

  • Si sospecha que puede tener una infección de orina por la clínica que presenta, acuda a su médico.
  • Si las molestias persisten más de 48 horas a pesar del tratamiento. Puede ser que algunas bacterias sean resistentes. Algunas veces, esto se debe a que el tratamiento antibiótico se sigue de forma incompleta, irregular o se han creado resistencias al tratamiento.
  • Si además presenta náuseas, vómitos, dolor en la parte baja de la espalda o fiebre, debe consultar con carácter urgente.

 

Las infecciones de orina repetidas en ocasiones precisan de exploraciones complementarias y tratamientos de larga duración para llegar a su resolución.

María Hernández, Médico residente, MFyC, C.S. Arturo Eyries, Valladolid

Última revisión, abril 2016

REFERENCIAS:

  • Viana Zulaica, C. Infecciones urinarias de repetición en la mujer no embarazada. Fisterrae, 2013
  • Hooton, TM, Gupta, Kalpana. Recurrent urinary tract infection in women. UptoDate, 2014.

 

  • Revisado: abril 2016

2 comentarios en “Consejos sobre las infecciones de orina

  1. María Hernández Carrasco

    En respuesta al comentario sobre el uso de la D-Manosa.
    La D-manosa, que es un tipo de azúcar, se ha convertido en un tratamiento popular para tratar y prevenir las infecciones del tracto urinario, pero casi todas las pruebas sobre su efectividad son anecdóticas, sin estudios clínicos que lo respalden.
    Por el contrario, los arándanos han demostrado beneficio en la prevención de infecciones de orina, pero no como tratamiento de infecciones del tracto urinario en los estudios clínicos. Los arándanos no han demostrado ser eficaces en el tratamiento de infecciones del tracto urinario, pero puede ayudar a evitarlas.
    No tome D-manosa o arándanos para el tratamiento de una infección urinaria sin la aprobación del médico. El uso de cualquiera de suplemento para tratar la infección del tracto urinario ya que podría hacer que una infección urinaria simple ascienda a los riñones, provocando una infección grave. Consulte a su médico si usted piensa que tiene una infección urinaria.

    Contestar
  2. Emérito

    Enorabuena por el artículo. Muy logrado.
    A parte de los arándanos, hay un producto que se puede tomar en dosis nocturna diaria y que contiene D manosa que impide también la adhesión de E. COLI a las células del urotelio. Se usa mucho en las infecciones recurrentes como profilaxis, bien como único producto o junta a la dosis nocturna del antibiótico pautado. Un saludo.

    Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *