Consejos sobre el acné

Consejos para cuidar tu piel durante el acné

acne

¿Qué es el acné?

El acné es una enfermedad inflamatoria de etiología multifactorial que afecta la unidad pilosebácea de la piel. Es una de las enfermedades dermatológicas más frecuentes, estimándose que un 85% de las personas lo sufre durante la adolescencia y la juventud, aunque en un porcentaje menor puede presentarse también durante la edad adulta.

¿Cómo se forma el acné?

El acné se forma debido a la obstrucción de los folículos sebáceos por un exceso de sebo y células epiteliales descamativas. Esto genera lesiones no inflamatorias como los comedones abiertos (puntos negros o barrillos) y los microquistes o comedones cerrados, lo que facilita la proliferación de una bacteria llamada Propionibacterium acnes, generando a su vez mediadores inflamatorios y empeorando la situación.

 

¿Cuáles son las causas del acné?

La causa del acné es multifactorial, entre las principales causas se encuentra el factor hormonal por lo que ocurre a partir de la pubertad, debido al aumento de las hormonas sexuales, que tiene como consecuencia una exagerada producción de grasa. Así otros factores fisiológicos como el ciclo menstrual  o el embarazo también lo pueden propiciar. Influyen además otros factores como son el estrés, ciertos fármacos y el uso de cosméticos.

El acné se agrava durante el invierno, mejorando en la época estival por el efecto beneficioso del sol sobre las lesiones.

¿Donde aparecen las lesiones del acné?

Las lesiones elementales son los comedones, las pápulas, las pústulas y los quistes que aparecen en la cara a nivel de las mejillas, el mentón y la región frontal. Además afecta también el tronco a nivel del tórax y la espalda manifestándose el mismo tipo de lesiones.

¿Cómo se trata?

El tratamiento va depender del tipo de acné y el mecanismo de producción predominante. El médico tendrá en cuenta el tipo de lesiones que presenta el paciente así como la extensión de las mismas para instaurar un tipo de tratamiento u otro. El tratamiento se realiza principalmente con retinoides y/o antibióticos en forma de pomada, solución y/o comprimidos.

¿Cuándo debe tratarse?

Ante todo deberá acudir a su médico ya que el/ella es el único que puede indicarle un tratamiento o valorar si el paciente tiene que acudir al dermatólogo. El tratamiento  debe realizarse desde los primeros síntomas, para así evitar la progresión a lesiones  más graves que pueden dejar secuelas en forma de cicatrices.

¿Cuánto tiempo dura el tratamiento?

El tratamiento del acné es prolongado de modo que puede durar meses o años, por lo que es muy importante la colaboración del paciente, teniendo paciencia y siguiendo las recomendaciones de su médico.

¿Qué es la isotretinoina?

Este medicamento de síntesis se emplea cuando los antibióticos son insuficientes o cuando el acné es muy grave. El médico le derivará al dermatólogo quien valorará la necesidad de instaurar este tratamiento.

La isotretinoina disminuye el tamaño de las glándulas sebáceas y reduce la secreción de sebo, además de ser antiinflamatorio y antimicrobiano. Es un fármaco de excelentes resultados en el tratamiento del acné, pero así mismo puede presentar  efectos secundarios importantes y se debe evitar el embarazo durante el tratamiento,  por lo que exige un seguimiento muy cuidadoso.

¿Es importante la limpieza?

El color oscuro de la lesión elemental del acné (punto negro)  no se debe a la suciedad, por lo que lavarse frecuentemente no lo mejorará, al contrario puede resultar perjudicial. Lo recomendable es lavarse la cara con agua tibia y jabón dos veces al día. Sólo en algunos casos se requerirán  productos específicos para la higiene de la piel con acné, por lo que su médico de cabecera o dermatólogo se los indicará si lo cree necesario.

¿Puedo utilizar maquillaje cuando tengo acné?

Los cosméticos incluidos las cremas hidratantes, maquillaje y fotoprotectores, deben evitarse en lo posible, en todo caso se recomienda los de composición libre de grasa (no comedogénicos).

¿Se debe seguir una dieta especial?

La idea de que algunos alimentos pueden provocar acné no ha podido ser demostrada científicamente: ni el chocolate, ni los frutos secos, ni los embutidos, así como tampoco el contenido calórico de la dieta, el yodo o el flúor se han demostrado importantes en la patogenia del acné. Por lo que no es necesario suprimirlos de la dieta. El paciente valorara de forma individual si algún alimento en concreto le provoca el agravamiento.

¿Se pueden presionar los puntos o granos?

No debe manipularse las lesiones debido a que pueden sobre infectarse, generando un mayor daño en la piel y pudiendo dejar cicatrices permanentes.

Kaori Shimabukuro Higa
Médico residente, MFyC, C.S. Huerta del Rey, Valladolid

Referencias:

Revisado Abril 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *