Hipertensión arterial

hipertension

¿Qué es la hipertensión arterial?

La hipertensión, también conocida como tensión arterial alta o elevada, es un trastorno en el que los vasos sanguíneos tienen una tensión persistentemente alta, lo que puede dañarlos.

¿Por qué es importante la hipertensión?

La hipertensión es muy frecuente en la población.  Se la conoce como el “asesino silencioso” porque puedes no tener ningún síntoma pero si la tensión arterial se mantiene elevada en el tiempo acaba dando problemas cerebrovasculares (ictus), cardíacos (infarto, angina o insuficiencia cardíaca) y renales.

Por tanto, aunque la persona se encuentre perfectamente, debe tomar medidas el control de la tensión arterial. Un tratamiento correcto y mantenido disminuye el riesgo individual.

¿Cuál es la causa de la hipertensión arterial?

No se han encontrado causas concretas. No obstante, hay algunos factores que aumentan el riesgo de padecerla: antecedentes familiares, obesidad, diabetes, consumo elevado de sal, la edad, el alcohol, el tabaco, la falta de ejercicio y el estrés, son algunos de ellos.

Alrededor del 90-95% de todos los casos de presión arterial alta constituyen lo que se denomina hipertensión primaria o esencial. Esto significa que se desconoce la verdadera causa de la presión arterial alta, pero existen diversos factores relacionados con la enfermedad.

El 5-10 % restante de los pacientes con presión arterial alta sufren de lo que se denomina hipertensión secundaria. Lo que significa que la presión arterial alta se debe a otras enfermedades (trastornos renales, glándulas suprarrenales o ingesta de medicamentos). Si se trata la enfermedad causante de la hipertensión, la hipertensión desaparece.

¿Qué cifras de tensión arterial son las normales?

La tensión arterial se considera normal cuando las cifras de tensión arterial son ≤140 (14) la sistólica o “alta” y ≤90 (9) la diastólica o “baja”. Si tus tensiones arteriales son >140 la “alta” y/o >90  la “baja”, hablamos de hipertensión arterial.

¿Cuándo se considera que una persona es hipertensa?

Para considerar a una persona adulta hipertensa, debe darse una de las siguientes situaciones:

  • Valores de tensión arterial sistólica (alta) ≥ 140 y/o diastólica (baja) ≥ 90 en al menos en 3 visitas al médico sucesivas.
  • Tensión sistólica (alta) ≥ 180 y/o diastólica (baja) ≥ 130 en al menos 2 ocasiones en la misma consulta, dejando al menos 30 minutos de separación entre una toma y otra.

Muchas veces los casos de hipertensión son hipertensión de “bata blanca”, es decir, en la consulta la tensión arterial siempre da alta pero tomada fuera de la consulta tienes tensiones normales. Para descartar que este pueda ser tu caso o para asegurar un buen control médico, tu médico puede mandarte una de las siguientes pruebas:

  • AMPA: tú médico te pedirá que te tomes la tensión varias veces al día durante varios días y le lleves las tensiones apuntadas. Si la tensión arterial promedio > 135/85, se considera hipertensión.
  • MAPA: Consiste en una prueba en la que tu médico te pondrá un manguito de toma de tensión conectado a un aparato que cada cierto tiempo te tomará la tensión a lo largo de un día entero. Luego tu médico verá los datos. Se considera que tienes hipertensión si la tensión arterial promedio > 130/ (día 135/85 y noche 120/70)

¿Se tiene siempre la misma presión arterial?

La presión varía de latido a latido, durante el día y la noche, frente a situaciones cotidianas como caminar, hablar por teléfono o realizar ejercicios. Por lo tanto, la variación de la presión arterial es un fenómeno normal.

La presión arterial, cambia  continuamente para adaptarse a las necesidades del organismo en cada momento.

Hay distintos factores que pueden influir en las cifras de la tensión arterial. Suelen subir durante la actividad y se reducen durante el sueño. Durante la madrugada las cifras de tensión bajan notablemente y en las horas del despertar aumentan hasta un valor máximo. Otros factores que influyen son los cambios en la postura corporal, las variaciones en la temperatura y humedad ambiente, las comidas, ingesta de ciertas sustancias, las emociones fuertes, el dolor, el miedo, el estrés, incluso el hecho de tomar la presión arterial puede generar una reacción de alerta que tiende a elevarla.

¿Cómo debo tomarme la tensión arterial?

La presión arterial se mide mediante unos aparatos conocidos como tensiómetros, que deben someterse a las validaciones y homologaciones reglamentarias. Antes de usarlo confirma que tu aparato está validado en esta página web:

¿Está mi tensiómetro validado?

Para que la medida obtenida sea correcta debes seguir una serie de indicaciones:

  • Haz la medición siempre a la misma hora.
  • Debes estar relajado. No beber, comer, fumar ni hacer ejercicio físico la media hora anterior.
  • Reposa 5 minutos antes de la toma.
  • Siéntate cómodamente con la espalda apoyada en el respaldo de la silla, no cruces las piernas y quítate la ropa que pueda oprimirte el brazo.
  • Si el tensiómetro es de brazo, coloca el manguito dos o tres centímetros por encima del codo. Deja la palma de la mano boca arriba y el codo ligeramente flexionado a la altura del corazón.
  • Si el tensiómetro es de muñeca, pon la muñequera a la altura del corazón (los tensiómetros de muñeca son menos fiables
  • No hables durante la medición.
  • Realiza dos o tres mediciones separadas al menos dos minutos y quédate con el resultado de la media de ambas.
  • Apunta los valores obtenidos para informar a tu médico.

Si mi médico me diagnostica de hipertensión arterial, ¿me tiene que hacer más pruebas?

Si tienes hipertensión, tu médico te hará una serie de preguntas. Después procederá a explorarte para escuchar tu corazón. Te pesará y te medirá para calcular tu índice de masa corporal (IMC). Es posible que te mida el perímetro abdominal.

En principio, como pruebas complementarias te pedirá inicialmente una analítica y te hará un electrocardiograma.

Si mi médico me diagnostica de hipertensión arterial, ¿Qué tratamiento me pondrá?

Tu medico realizará una valoración del riesgo individual mediante tus cifras de tensión arterial y otros FR. Te dirá que riesgo tienes y aconsejará el inicio de fármacos desde el primer momento o esperando un tiempo, si tu riesgo no es elevado, para ver si se corrige con medidas higiénico dietéticas.

¿Qué medidas higiénico-dietéticas debo hacer si soy hipertenso?

Los cambios en el estilo de vida son imprescindibles porque con ellos, muchas personas con hipertensión pueden controlar la hipertensión sin necesidad de fármacos. Aquí os explicamos los principales cambios que debéis hacer:

Aquí te dejamos un link con algunos consejos sobre dieta:

http://www.clubdelhipertenso.es/index.php/cocina-del-club

¿El tratamiento de la hipertensión es para siempre?

Sí. Si fracasamos en el control la tensión arterial mediante medidas higiénico-dietéticas y empezamos tratamiento farmacológico, este ya es para siempre. Variará según los controles que tengas de las tensiones. Tu médico irá modificando las dosis o asociando varios fármacos si no logra controlarla, pero el tratamiento es para siempre.

No debemos olvidar que aunque hagamos un tratamiento farmacológico, debemos seguir cumpliendo con las medidas higiénico-dietéticas.

La hipertensión es una enfermedad crónica y hoy en día existen tratamientos para controlar la tensión arterial pero no tratamiento para curarla.

¿Hay algo que pueda hacer para prevenir la hipertensión?

  • Todo adulto de más de 40 años debe vigilar periódicamente su tensión arterial. Sobre todo si tiene antecedentes familiares de hipertensión.
  • Debes evitar la obesidad y el sedentarismo.
  • Debes hacer una dieta sosa, reducir al mínimo las grasas animales de la dieta y hacerla rica en verduras, legumbres, fruta y fibra.
  • No fumes
  • Modera el consumo de bebidas alcohólicas. No tomes más de uno o dos vasos de vino al día.
  • Si además de hipertensión padeces de colesterol elevado, diabetes o ácido úrico procura normalizarlos, ya que todos ellos son factores de riesgo cardiovascular que se potencia cuando se asocian.

 

 

Recuerda: Si a la hipertensión quieres controlar, con poca sal y sin kilos de más debes empezar. 

Bibliografia:

http://heart.bmj.com/content/early/2016/01/05/heartjnl-2015-308537.abstract

http://www.semfyc.es/es/biblioteca/virtual/detalle/Puntos_buena_practica_clinica_hipertension_arterial_HTA/

New England Journal of medicine

http://secardiologia.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *