Antibióticos: uso y abuso

antibiotico

Los antibióticos constituyen uno de los grupos de medicamentos más utilizados pero también de los que se hace un uso mas inadecuado.

El uso masivo durante las ultimas décadas está provocando la aparición de resistencias en las bacterias, lo que hace que los antibióticos no sirvan para tratar infecciones en las que antes eran eficaces.

Los datos sobre la prescripción de antibióticos en España son preocupantes: hasta un 80% de los catarros de vías altas recibieron tratamiento con antibióticos.

¿Qué son los antibióticos?

 Los antibióticos son un grupo farmacológico de sustancias que actúan sobre los gérmenes causantes de infecciones destruyéndolos o evitando su multiplicación.

Existen varias familias de antibióticos con un espectro de actuación distinto para cada familia y con indicaciones distintas según la infección que presenta el paciente.

Los antibióticos son eficaces para el tratamiento de los cuadros infecciosos producidos por bacterias, siendo su efecto totalmente nulo cuando el cuadro infeccioso esta provocado por los virus.

¿Cuáles son los cuadros infecciosos más frecuentes en atención primaria?

Los cuadros infecciosos mas frecuentes en atención primaria son los catarros de vías altas como faringitis, rinitis, catarros y toses secas residuales. Estos cuadros son producidos en su mayoría por agentes víricos. Por lo tanto ningún antibiótico va a curar estos males.

Otro grupo frecuente de infecciones en atención primaria son las infecciones del tracto urinario, en estas infecciones los agentes implicados son frecuentemente las bacterias.

Un uso inadecuado de los antibióticos en cuanto elección del antibiótico adecuado, la dosis o la duración de los tratamientos hace que cada vez sea mas reducido el numero de antibióticos que podemos utilizar en las infecciones urinarias.

¿Cuándo es necesario tomar un antibiótico?

 La utilización de un antibiótico debe requerir siempre la prescripción del mismo por parte de un profesional medico.

El médico decidirá si es necesario el antibiótico, que antibiótico se debe elegir así como la dosis, duración de tratamiento y las incompatibilidades si existen.

Nunca se debe prescribir antibiótico en las infecciones de origen vírico, excepto en las situaciones en que el medico tenga evidencia de sobreinfecciones bacterianas que requieran antibióticos. Así será el caso de las amigdalitis, sinusitis, otitis etc cuando el médico observe que presentan signos de infección bacteriana.

¿Qué problema hay en utilizar antibióticos cuando no están indicados?

 El uso y mal uso injustificado lleva a que las bacterias generen mecanismos defensivos para hacerse resistentes a ese antibiótico. Esa resistencia en muchas ocasiones es definitiva y para siempre, de tal forma que la bacteria la incorpora a su genoma y ese fármaco queda invalidado para siempre.

¿Que ocurre si las bacterias han generado resistencias?

Últimamente se observa con especial preocupación la resistencia al Streptococcus pneumoniae, responsable de muchos cuadros infecciosos como la neumonía, motivado por el abuso de antibióticos en los cuadros respiratorios de vías altas. Lo mismo ocurre con muchos antibióticos utilizados en las infecciones urinarias.

Esto supone que fármacos como la penicilina que en un principio era muy eficaz en el tratamiento, cada vez se puede utilizar menos y obliga a la utilización de nuevos antibióticos reservados para casos mas complicados.

La utilización de nuevos antibióticos conlleva así mismo nuevas resistencias y reducciones del arsenal terapéutico disponible. Eso significa que cada vez las infecciones sean mas graves y mas difíciles de tratar teniendo que utilizar antibióticos reservados a infecciones de nivel hospitalario.

Recomendaciones ante el uso de antibióticos

 La mayor parte de las infecciones en atención primaria son leves fundamentalmente las de vías respiratorias altas (y no requieren tratamiento antibiótico).

  • Debemos evitar la auto-medicación con antibióticos.
  • No tomar antibióticos que sobren de cuadros anteriores ni antibióticos prescritos a familiares o vecinos.
  • Tomar antibióticos solo bajo prescripción médica.
  • No acudir a la farmacia a buscar antibióticos que no ha prescrito el médico.
  • Tomar los antibióticos a la dosis prescrita por el médico y la posología así como durante los días que el medico ha indicado.
  • La utilización de antibióticos cuando no están indicados, no afecta a que se resuelva antes la infección, no mejora la sintomatología , no adelanta la incorporación al trabajo y por tanto no se recomienda con el fin de evitar que las resistencias invaliden ese antibiótico.

Recuerda: Los antibióticos pueden dejar de curar. Tu médico sabe cuando debes tomar antibiótico. No le presiones para que te recete antibióticos y no te los tomes por tu cuenta.


María Hernández Carrasco
Médico residente, MFyC, C.S. Arturo Eyries, Valladolid

Revisado: Noviembre 2016

2 comentarios en “Antibióticos: uso y abuso

  1. María Hernández Carrasco

    Estoy de acuerdo contigo. Se prescriben antibióticos en cuadros de origen vírico en muchas consultas y sobre todo en consultas de urgencias.
    El tema de la farmacia es todavía mas delicado. El paciente acude a la farmacia y en contra de la ley se prescriben antibióticos sin receta medica con el beneplácito posterior de profesionales que lo confirman al reintegrar una receta que no procede ni por diagnostico ni por obligación. De ahí nuestro buen hacer en evitar prescripciones ajenas y propias no indicadas.

    Contestar
  2. Fguzon

    En general los pacientes abusan de los antibióticos, porque los médicos se los recetamos. Y en ocasiones porque en la farmacias se los dan, y van a su médico para que les pasemos la receta, y se la pasamos.

    Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *