Osteoporosis

hueso

¿Qué es la Osteoporosis?

La osteoporosis es la enfermedad más frecuente de los huesos. Se asocia de manera progresiva a la edad, aumentando con el envejecimiento poblacional y su prevalencia es mucho mayor en las mujeres sobre todo después de la menopausia.

Se considera que el pico máximo de masa ósea se consigue en torno a los 30 años y a partir de esta edad disminuirá, por eso debemos insistir en mantener un aporte dietético rico en calcio y vitamina D durante la infancia y juventud para que el pico de densidad ósea sea lo mayor posible.

¿Por qué es importante la Osteoporosis?

En la osteoporosis los huesos presentan menor resistencia debido tanto a una disminución de la densidad mineral (DMO) como a una alteración de la microestructura de los mismos por lo que tienen una mayor fragilidad y una mayor predisposición para sufrir fracturas.

¿Qué síntomas da la osteoporosis?

La osteoporosis no da síntomas.

No debemos atribuir a la osteoporosis los dolores articulares que responden a otras causas como artrosis, artritis, contracturas etc.

¿Qué es una fractura osteoporótica?

Una fractura osteoporótica es aquella que se produce sin existir un impacto o un traumatismo importante. Por ejemplo una caída estando sentado en una silla a nivel del suelo en una persona normal no provocaría daño, pero en una paciente osteoporótica puede generar una fractura.

¿Cuáles son las fracturas osteoporóticas más frecuentes?

Las fracturas más precoces son las fracturas de muñeca a partir de los 65 años, y las más frecuentes las fracturas vertebrales que comienzan a partir de los 74 años.

Las de peor pronóstico son las fracturas de cadera con predominio a partir de los 80 años.

¿Cuáles son los factores de riesgo para poder fracturarse?

Existen algunos factores de riesgo que son predictores de baja DMO y otros factores independientes que están relacionados con el incremento de las fracturas.

  • La edad, mujeres mayores de 65 años y varones mayores de 70.
  • Antecedentes personales de fractura por fragilidad previa.
  • Antecedentes de fracturas por fragilidad en padres.
  • El Índice de masa corporal menor de 20 o bajo peso.
  • Tratamiento con corticoides
  • Sexo femenino, sufren mayor pérdida ósea a partir de la menopausia.
  • Tabaquismo activo y/o consumo de alcohol.
  • Riesgo de caídas

¿Qué pruebas tengo que hacer para saber si tengo osteoporosis?

 Para la medición de la densidad mineral de los huesos para lo cual se realizará una densitometría: es el método más utilizado para medir la DMO tanto en mujeres como en varones.

  • Para evidenciar la existencia de fracturas por fragilidad, utilizaremos métodos radiológicos como radiografías del hueso afectado (muñeca, columna y cadera)

Las pruebas de laboratorio  analíticas NO son necesarias para el diagnóstico

¿A quién tengo que pedir una densitometría?

 La densitometría no debe realizarse de forma indiscriminada como método de screening.

La decisión de realizar una densitometría debe basarse en criterios clínicos para seleccionar aquellos pacientes en los cuales la medición sea un factor más para considerar la instauración de un tratamiento farmacológico.

La densitometría NO estará indicada:

  • Como estudio rutinario de menopausia
  • Como cribado sistemático de osteoporosis
  • En estudio de dolor crónico de espalda
  • En pacientes que no acepten tratamiento farmacológico posterior

¿Cuándo tengo que repetirme la densitometría?

No está recomendada la realización periódica de densitometrías en población aparentemente sana sino aparecen motivos clínicos que la justifiquen.

 ¿Cómo puedo prevenir la osteoporosis?

Existen medidas que nosotros podemos adoptar que nos ayuden a mantener una buena densidad mineral de los huesos. Esta medidas deben aplicarse a la población general y sobre todo a  aquellas personas que presenten mas factores de riesgo de poder sufrir fracturas osteoporóticas. Entre ellas destacamos:

  • Evitar el consumo de tabaco y alcohol
  • Reducir el consumo de café, pues la cafeína incrementa la perdida de calcio por la orina. No consumir mas de 4 cafés al día.
  • Realizar ejercicio físico adaptado a nuestras necesidades.
  • Dieta rica en aporte de calcio, se recomienda un aporte diario de calcio de 1000-1200 mg/ Día. La fuente principal será la leche y sus derivados.
  • Dieta adecuada de vitamina D, mediante dieta y exposición solar.
  • Identificación de factores que influyen en las caídas (corrección de alfombras, platos de ducha , medidas de apoyo y ejercicios que mejoren la estabilidad)

¿Cómo se trata la osteoporosis?

La existencia de una densitometría patológica por sí sola no es criterio suficiente para instaurar un tratamiento farmacológico.

Su médico determinará cuando es necesario comenzar el tratamiento con fármacos específicos que además deberán suplementarse, salvo que existan contraindicaciones, con aporte de calcio y vitamina D en forma diaria de suplementos.

Recuerda: una dieta rica en calcio y vitamina D acompañada de ejercicio físico contribuye a la reducción de fracturas por fragilidad y esta se potencia si reducimos el número de tóxicos como alcohol, tabaco y café.


María Hernández Carrasco

Médico residente, MFyC, C.S. Arturo Eyries, Valladolid

 

Revisado: marzo 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *